Empresas apuestan a las ventas locales

Las empresas con sede en África, América Latina y las llamadas economías MINT —México, Indonesia, Nigeria y Turquía— son las más optimistas en esta medida.
Empresas como Google y Amazon la han elegido para instalarse, comprobando que tiene todo para el éxito de emprendedores y negocios de múltiples industrias. Si viajas a Chicago por cuestiones laborales, no pierdas la oportunidad de apreciar las vistas de la ciudad en 360 Chicago. Desde aquí divisarás sus imponentes rascacielos enmarcados por la costa del lago Michigan y cuatro estados vecinos: Illinois, Indiana, Michigan y Wisconsin.
Casi la mitad de las compañías en todo el mundo espera que sus ventas aumenten en los próximos 12 meses. (Foto: Cortesía de 360 Chicago)

Casi la mitad de las compañías en todo el mundo espera que sus ventas aumenten en los próximos 12 meses, pero para ello dependen del gasto de los consumidores nacionales en lugar de las fuertes exportaciones para poder impulsar el crecimiento.

De acuerdo con la encuesta que realizó Grant Thornton, el grupo de servicios profesionales, 46 por ciento de las empresas a escala mundial espera que sus ingresos crezcan el próximo año, un aumento de 11 puntos porcentuales en el número que comprende esta predicción para el primer trimestre de 2016.

Las empresas con sede en África, América Latina y las llamadas economías MINT —México, Indonesia, Nigeria y Turquía— son las más optimistas en esta medida.

Cuando se les preguntó sobre la rentabilidad, 36 por ciento de las empresas respondió que también espera una mejoría.

Este panorama de aumento en los ingresos y utilidades se da a pesar de la expectativa de una caída en los niveles de exportaciones. Las empresas en América Latina, Norteamérica y la UE pronostican debilidad en las exportaciones.

Francesca Lagerberg, líder global de servicios fiscales de Grant Thornton, dijo que las empresas se colocan en una “situación precaria” al depender demasiado del gasto interno para impulsar el crecimiento.

La desaceleración en el crecimiento de los salarios, el precio del petróleo que empieza a aumentar de nuevo y la creciente incertidumbre política —sobre todo después de la decisión del Reino Unido de salir de la  Unión Europea— pueden afectar la confianza del consumidor, señaló Grant Thornton.

Lagerberg advirtió que las empresas no pueden depender únicamente de la demanda interna para aumentar los ingresos y las utilidades en el largo plazo.

Dijo que el comercio al exterior es “fundamental para impulsar aún más el crecimiento” para las empresas, y tener enfoque interno tan fuerte “puede poner en riesgo su crecimiento y sustentabilidad a largo plazo”.

Sin embargo, agregó que la decisión de Reino Unido de salir de la  Unión Europea, y el impacto en las empresas globales, “aún no se conoce”.

“Todavía no se conoce lo suficiente como para tener información para muchas de las grandes decisiones a las que enfrentan las empresas con las operaciones en Europa”, dijo Lagerberg.