EU impone duro arancel 'solar' a China y Taiwán

Los subsidios que otorga Pekín a sus fabricantes elevarán el costo de esa energía 'verde'.
La firma Suntech, una de las afectadas.
La firma Suntech, una de las afectadas. (Shutterstock)

Pekín

Estados Unidos impondrá un enorme derecho de importación a los equipos de energía solar procedentes de China y Taiwán, ahora que se profundiza la disputa por productos de energía verde.

La disputa por los subsidios que el gobierno chino da a sus fabricantes de energía solar probablemente eleven el costo de ésta y llega ahora que el precio de las alternativas de combustibles fósiles, como el petróleo, se han reducido en los últimos meses.

Los fabricantes estadunidenses elogiaron la medida, diciendo que cierra un vacío legal en los derechos de importación que se imponen desde 2012 y que permitía a las empresas chinas vender a precios ilegalmente bajos en el mercado estadunidense.

"Estas soluciones llegan justo a tiempo para permitir que la industria nacional regrese a las condiciones del comercio justo", dijo Mukesh Dulani, presidente de SolarWorld Industries America, la filial estadunidense del productor alemán SolarWorld AG.

Esa empresa encabeza la campaña para combatir las importaciones baratas chinas. Dulani dijo que la decisión permitiría a los fabricantes de paneles solares construir nuevas fábricas y crear empleos en EU.

Sin embargo, otros integrantes de la industria de energía solar criticaron la medida por hacer menos accesible la energía verde. "Estos impuestos innecesarios inhiben la competencia y presionan más los precios de los paneles solares", dijo Jigar Sha, presidente de la Coalition for Affordable Solar Energy (Coalición para la Energía Solar Asequible), en un comunicado.

El Departamento de Comercio de EU descubrió que los productores chinos estaban siendo vendidos por debajo del costo de producción y se beneficiaban con los subsidios que les otorgaba el Estado, por lo que implementaron aranceles antidumping hasta de 78.42 por ciento en los paneles solares chinos y 27.55 por ciento en las celdas solares de Taiwán. También fueron anunciados los aranceles contra los subsidios de 49.79 por ciento en los módulos chinos.

La decisión afectará a diferentes empresas, entre ellas Trina Solar y Suntech Power, de China, y Motech Industries, de Taiwán.

El gobierno chino todavía tiene que hacer un anuncio público.

En 2012 el Departamento de Comercio impuso por primera vez aranceles a las importaciones de paneles solares chinos, y este año amplió el fallo para incluir a Taiwán.

La guerra de precios entre los fabricantes de energía verde de EU y China ha provocado que muchos fabricantes estadunidenses cierren sus negocios, pero generó una mayor adopción de la tecnología al hacerla más atractiva ante los altos precios de los combustibles fósiles.

Es probable que la decisión genere tensiones en las conversaciones comerciales anuales entre China y EU que iniciarán el jueves en Chicago.

Las importaciones estadunidenses de productos solares procedentes de China tuvieron un valor de 1.5 mil millones de dólares en 2013, la mitad del nivel en 2011, mientras que las importaciones procedentes de Taiwán aumentaron más del doble, para llegar a 657 millones de dólares en el mismo periodo, de acuerdo con datos del Departamento de Comercio de EU.