Daimler extenderá el contrato de Zetsche

El CEO es el artífice de la recuperación en el mercado internacional  de la marca con la reducción de costos y diversificación de productos.
El ejecutivo junto a una de las unidades de la empresa.
El ejecutivo junto a una de las unidades de la empresa. (Hannibal Hanschke/Reuters)

Daimler se prepara para extender el contrato de Dieter Zetsche hasta 2019, y de esta manera confirma el rápido cambio en la suerte del presidente ejecutivo del tercer fabricante de automóviles del mundo.

Hace dos años, Zetsche estaba se encontraba en un punto bajo. Después de emitir advertencias de utilidades en 2012 y 2013, las malas ventas en China y las tensiones con los poderosos representantes laborales de Daimler, se renovó su contrato solo por tres años en lugar de los cinco años que se esperaban.

Desde entonces la compañía redujo costos y renovó su cartera de productos para incluir vehículos utilitarios deportivos (SUV), autos compactos dirigidos a conductores jóvenes y limosinas Maybach que se enfocan a los superricos.

Daimler, que también fabrica camiones y autobuses, intenta lograr un margen de operación de 10 por ciento en su división de fabricación de automóviles, Mercedes Benz en 2015, contra 8 por ciento en 2014 y solo 3.3 por ciento en un momento de 2013.

A Zetsche, quien también dirige la división de automóviles, se le recompensó con creces. Recibió 14 millones 400 mil euros como sueldo y bonos en 2014, lo que lo convirtió en el segundo empleado mejor pagado en una empresa alemana que cotiza en bolsa.

Al dirigirse a más de 5 mil accionistas en la reunión anual de la compañía ayer en Berlín, el presidente de Daimler, Manfred Bischoff, dijo: "Es la total intención del consejo de supervisión... prolongar el nombramiento del doctor Zetsche (por) tres años más".

El comité de empresas también apoyó la extensión. El contrato del ejecutivo de 61 años estaba por vencer a finales del próximo año y la noticia de que es probable que permanezca hasta casi el final de la década posiblemente llegó como un golpe a la lista de posibles sucesores.

Estos incluyen a Wolfgang Bernhard, jefe de la división de camiones de Daimler; el director de China, Hubertus Troska; y Bodo Uebber, director financiero.

Ola Källenius, de 45 años, el jefe de ventas de Mercedes a quien nombraron como miembro del consejo en diciembre, se convierte en el sucesor más probable.

Analistas dicen que dentro de la organización ven al sueco como un "superestrella", y previamente dirigió la división AMG de alto rendimiento de Daimler.

Daimler proyecta mayores utilidades este año, y ventas "significativamente" mayores en China que las 282,000 unidades que vendieron el año pasado en el mercado automotriz más grande del mundo, aunque con esto todavía queda detrás de Audi y BMW, a los que para el año 2020 Mercedes-Benz quiere desplazar como el mayor vendedor del mundo de vehículos de lujo.

Zetsche, conocido por su extravagante bigote plateado, asumió el puesto como jefe de Daimler en 2006, después de ser director ejecutivo de Chrysler, entonces parte del grupo fusionado Daimler-Chrysler,. Desempeñó un papel clave en la división de alto perfil de las compañías.

"Daimler logró una transformación impresionante y Zetsche tiene la intención de cosechar por otros cuatro años", dijo Arndt Ellinghorst, analista de Evercore ISI. "Si es inteligente, permitirá que uno de los jóvenes y prometedores miembros de la dirección dirija los coches Mercedes, mientras que el todavía llevará el casco de CEO".

Martin Winterkorn, presidente ejecutivo de Volkswagen, a principios de este año renunció a su papel como jefe de la marca VW de la compañía

Las acciones de Daimler subieron 2.6 por ciento para ubicarse en 88.75 euros en las operaciones de la tarde en Frankfurt.