Critican llamado a la austeridad que hizo el FMI en 2010

Fue lo que se tuvo que hacer, dice Lagarde sobre recomendaciones.
La sede de la organización en Washington.
La sede de la organización en Washington. (AP)

Washington

El órgano de vigilancia interna del Fondo Monetario Internacional criticó el llamado de austeridad que hizo la institución en 2010, reabriendo un intenso debate entre los encargados de formular políticas sobre el mérito de aumentar los impuestos y recortar el gasto público en las secuelas de la crisis financiera.

En una amplia revisión de la respuesta del FMI a la crisis, la Oficina de Evaluación Independiente elogió el papel de préstamos internacionales del fondo, pero criticó la política de aconsejar en 2010 para que los gobiernos empezaran a recortar sus déficits presupuestales.

La crítica revisa uno de los episodios más polémicos de las políticas durante la crisis: la decisión de retirar los estímulos fiscales de la economía global en 2010, cuando el desempleo todavía se encontraba en un nivel muy alto. Los críticos culpan al retiro de los estímulos de desacelerar la recuperación.

El nuevo debate es crucial, porque el consenso político sobre lo que sucedió en 2010 afectará el si y el cómo se utilizará el estímulo fiscal en futuras recesiones.

El FMI llamó a un gran estímulo fiscal global en 2008-2009, y su consejo fue acatado. En Estados Unidos y Reino Unido los gobiernos manejaron déficits presupuestales más grandes que 10% del producto interno bruto en 2009.

El fondo entonces cambió la táctica y se convirtió en una importante voz que validaba las nuevas medidas de austeridad en Reino Unido en el verano de 2010, y las acciones de Estados Unidos para endurecer las políticas que terminaron en la confrontación sobre el techo de deuda en agosto de 2011.

“Se demostró que la defensa del FMI para la consolidación fiscal fue prematura para las principales economías avanzadas, ya que las proyecciones de crecimiento resultaron ser optimistas”, dijo la oficina de evaluación.