Conoco y Shell entran a los recortes del sector

El presidente de la firma anglo-holandesa, Ben van Beurden, espera el regreso del equilibrio entre la oferta y la demanda en el precio del petróleo.
El logotipo de Shell en una estación de servicio de Londres.
El logotipo de Shell en una estación de servicio de Londres. (Toby Melville/Reuters)

Londres y Nueva York

Dos de los grupos más grandes del sector de energía, Royal Dutch Shell y ConocoPhillips, emprendieron planes para recortar miles de millones de dólares en sus programas de inversión como respuesta al desplome de los precios del crudo.

Los recortes son parte de una ola de reducciones en el gasto de capital que anuncian las compañías petroleras mientras toman medidas para reforzar sus finanzas y proteger los dividendos mientras el flujo de efectivo se reduce. Los recortes aumentaron las expectativas de que los precios se recuperen en el futuro cuando disminuya el crecimiento de la oferta.

BP dijo que recortará a 300 puestos de trabajo de empleados y contratistas en su negocio de 3 mil 500 empleados en el Mar del Norte y congelará los salarios en un intento por reducir los costos. También vendió sus participaciones de capital en dos yacimientos petroleros del Golfo de México y cedió su posición como operador.

Total, la firma francesa, anunció este mes que planea reducir 10% el gasto de capital este año y acelerar la venta de activos con valor de miles de millones de dólares.

Aunque Shell y Conoco esperan seguir el ejemplo, difieren considerablemente en la velocidad de sus respuestas que anunciaron ayer. Shell, el grupo petrolero más grande de Europa, dijo que “reducirá” 15 mil mdd de sus gastos de capital entre 2015 y 2017, lo que representa 40 proyectos que se retrasarán o cancelarán.

Sin embargo, su gasto para este año se encuentra ligeramente por debajo de los 35 mil mdd que gastó en 2014.

Conoco, la empresa de exploración y producción más grande de EU, dijo que planea un recorte mucho más más grande, de 33%, en sus gastos de capital este año para llegar a 11 mil  500 mdd, 2 mil mdd menos de lo que sugirió en la guía anterior que emitió el mes pasado.

Occidental Petroleum, la cuarta petrolera más grande de EU por capitalización de mercado, también dijo que reducirá su gasto 33 %.

Las compañías dieron a conocer sus planes durante el su informe de ganancias del cuarto trimestre del año pasado, que resultaron afectadas por la pronunciada caída de los precios del petróleo desde el verano.

Ben van Beurden, presidente ejecutivo de Shell, destacó que la compañía “realiza un enfoque prudente. Debemos ser cuidadosos para no reaccionar excesivamente a la reciente caída de los precios del petróleo”, dijo. Con el tiempo, dijo, la oferta y la demanda regresarán a un equilibrio y los precios se recuperarán.

Como una señal del compromiso continuo de Shell para explorar nuevos yacimientos petroleros, se comprometió a reanudar la perforación en el Ártico, una de las fronteras de mayor costo. La empresa planea perforar este verano en el Mar de Chukchi.

El plan provocó una feroz respuesta de Greenpeace, que dijo que Shell tomaba “un riesgo enorme en su obstinada búsqueda de petróleo” en el “inmaculado” Ártico.