Confusión total en China: ¿sube o disminuye el consumo interno?

Las cifras oficiales reportan un incremento en la demanda interna, pero las grandes empresas informan sobre caídas en sus ventas en ese país.
Los datos oficiales de las ventas minoristas cuentan una historia más robusta.
Los datos oficiales de las ventas minoristas cuentan una historia más robusta. (Wong Campion/Reuters)

Shanghai

Mientras las multinacionales se han estado quejando por la caída de ingresos en China, los datos oficiales de las ventas minoristas en la segunda mayor economía del mundo cuentan una historia más robusta. ¿Qué pasa?

La lectura correcta de las tendencias de compra de los consumidores chinos es clave, tanto para las empresas que cada vez dependen más del mercado, como para el propio país: el consumo, considerado nuevo motor de crecimiento, se requiere para compensar la desaceleración de inversiones.

Unilever, Nestlé y Colgate-Palmolivereportaron caídas de sus ventas en China en el tercer trimestre a finales de septiembre; y las ventas de Unilever bajaron 20% en términos de valor.

Mientras tanto, la Oficina Nacional de Estadísticas de China, dice que las ventas al detalle crecieron 12% en los primeros nueve meses de 2014, un pequeño decremento comparado con el 13% el año pasado.

Pero los analistas dicen que los datos oficiales esconden una desaceleración aguda del consumo. Las ventas de las 100 empresas detallistas más grandes crecieron únicamente 0.1% en el año hasta septiembre, por debajo del 10.1% en el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con la Cámara General de Comercio de China, una asociación del sector.

“Está claro que el consumo del hogar, después de mantenerse bastante bien en el primer semestre de 2014, se desaceleró en el tercer trimestre”, dijo Andrew Batson, director de investigación de China de GaveKal Dragonomics, una empresa de investigación macroeconómica en Pekín.

“Con las utilidades de las empresas creciendo con mayor lentitud, son menos generosas al aumentar los salarios a sus empleados”.

Los economistas dicen que tanto la inversión como el consumo se desacelerará en los siguientes años. El reequilibrio ocurrirá si el consumo se desacelera de manera más gradual que la inversión.

En China es difícil obtener datos confiables del consumo general de los hogares. Los analistas dicen que los datos oficiales de las ventas minoristas son un indicador imperfecto del consumo porque incluyen algunas compras gubernamentales y también pueden contar con algunas transacciones al mayoreo.

La medida oficial de consumo más confiable son los datos de las cuentas nacionales que dividen el producto interno bruto en inversión, consumo y exportaciones. Sin embargo, esas cifras solamente se publican anualmente y con un retraso significativo. Estas muestran que el consumo en los hogares creció 11% en 2013, por debajo del crecimiento promedio de 2008 a 2013 de 15%.

Kantar Worldpanel, el grupo de investigación de consumo proyecta que el crecimiento en bienes de consumo de alto movimiento —que incluyen artículos de higiene, refrescos y juguetes— se desacelerará 5.5% este año a partir del 15% de hace tres años.

La desaceleración en Unilever y sus competidores extranjeros en parte se debe a los factores cíclicos como la liquidación de existencias, que probablemente se apliquen a principios del próximo año. Las marcas extranjeras también han perdido participación de mercado frente a sus rivales locales, de acuerdo con datos de Kantar.

Información adicional de Ma Nan, Shanghái.

EL DATO

0.1%

Incremento en las ventas de las 100 empresas detallistas más grandes.

11%

Aumento en el consumo en los hogares, por debajo del crecimiento de 2008 a 2013 de 15%.