Buscan que ‘pubs’ se integren a la era digital

Punch estuvo fuertemente apalancado a principios de la década pasada, cuando amplió su propiedad, solo para que lo golpearan las repercusiones de la crisis financiera, la prohibición de fumar de ...
Las computadoras actuales realizan procesos autómaticos de limpieza.
(Especial)

Si los pubs quieren sobrevivir y prosperar, deben convertirse en lugares donde las personas que pasan todo el día frente a las pantallas de las computadoras se puedan reunir y verse las caras, dijo el presidente ejecutivo de Punch Taverns, Duncan Garrood.

“Los pubs deben ser el centro de sus comunidades en la era digital”, dijo Garrood, de 56 años, quien desde marzo está a cargo de Punch. “La oportunidad para que un pub desempeñe el papel central de unir a las comunidades es única”.

El grupo padeció una dolorosa reestructuración de deuda y venderá otros 400 pub para reducir la cantidad a entre 2 mil 900 y 3 mil. Pero ahora Garrood se enfoca firmemente en el futuro.

Formalmente va a presentar su nueva estrategia ante inversionistas en noviembre, pero expuso a Financial Times su plan donde los pubs tratan de ofrecer algo para cada uno de los segmentos de su comunidad.

“Pasé una semana trabajando en (el pub) Blacksmith’s Arms en Branston”, dijo. “El pub desempeña un papel crítico en su comunidad”.

“En la semana, el ritmo del pub ofrece algo diferente para cada miembro, ya sea el menú económico de comidas para los jubilados, noches de concursos familiares o competencias de lanzamiento de dardos. La hospitalidad fue ejemplar y la comunidad respondió”.

Punch estuvo fuertemente apalancado a principios de la década pasada, cuando amplió su propiedad, solo para que lo golpearan las repercusiones de la crisis financiera, la prohibición de fumar de Reino Unido y las nuevas regulaciones.

El grupo redujo su deuda en 513 millones de libras en el último año financiero, para llegar a mil 400 millones de libras, y vendió su participación en el mayorista de bebidas Matthew Clark en 101 millones de libras.

“Puedo hacer el trabajo que se enfoca en atender y recibir a los clientes porque la parte estructural del trabajo se resolvió”, dijo Garrood.

Antes de unirse a Punch, Garrood dirigió Alshaya, que maneja franquicias de marcas que incluyen a Starbucks, Pizza-Express, Le Pain Quotidien y Shake Shack, en Medio Oriente. Pero dijo que va a resistir la tentación de crear marcas para los pubs Punch.

“Me preguntan si les vamos a dar una marca a nuestros pubs . Creo que cada pub en cada comunidad es individual, y eso es vital”, dijo.