Botín, ante el reto de un Santander más rentable

En un esfuerzo por ganar la confianza de los inversionistas, ofrece un plan para reducir costos, aumentar los ingresos y fortalecer el capital.
La presidenta del banco ayer en Londres.
La presidenta del banco ayer en Londres. (Stephen Hyde/EFE)

Para Ana Botín fue un difícil primer año a cargo de Banco Santander. El miércoles presentó los nuevos objetivos a los inversionistas, en un intento por revertir el bajo rendimiento del precio de las acciones del banco más grande de España.

Frente a los reveses en varios de los principales mercados de Santander, incluida la recesión en Brasil y mayores impuestos en el Reino Unido, Botín hizo un esfuerzo para mejorar la confianza.

Dijo a los inversionistas, en una reunión en Londres, que tiene planes de reducir los costos, aumentar los ingresos y fortalecer el capital del banco más grande de la zona euro por valor de mercado.

Los nuevos objetivos son menos ambiciosos de lo que algunos analistas esperaban, por lo que Botín corre el riesgo de no impresionar a los inversionistas, sobre todo porque las acciones de Santander fueron las de peor desempeño frente a cualquier gran banco europeo este año.

Desde que tomó el mando hace un año, después de que falleciera su padre, Botín no perdió tiempo en hacer frente a lo que se percibía como un déficit de capital, al recaudar 7 mil 500 millones de euros de los inversionistas y reducir el dividendo en enero. También tuvo que lidiar con las críticas a la gobernanza del banco al reestructurar la dirección tanto a nivel de grupo como en sus principales operaciones regionales.

El miércoles, al establecer su visión a tres años, Botín se comprometió a lograr un ahorro de 3 mil millones de euros de costos brutos para 2018. Esto compensará los gastos adicionales, como los mayores recursos en la innovación digital, y ayudará a mantener los costos de operación sin cambios en alrededor de 20 mil millones de euros.

Se espera que gran parte de la reducción de costos se realice en Brasil, donde el banco queda rezagado de sus principales rivales en eficiencia a nivel sucursal, de acuerdo con los analistas. “La mejora más inmediata y significativa para la rentabilidad del grupo que puede realizar Ana Botín es la reducción de costos en Brasil, especialmente el costo de las sucursales”, dice Stefan Nedialkov, analista del sector bancario en Citigroup.

Otro elemento clave de su estrategia consiste en generar crecimiento a través de la expansión en áreas como préstamos a pequeñas empresas, productos de ahorro y financiamiento al consumo. También busca aumentar la proporción de los ingresos que provienen de operaciones más estables que ganan comisiones.

Por ejemplo, la 1-2-3 Current Account de Santander, que demostró ser popular en el Reino Unido al ofrecer una tasa de interés más alta a cambio de cuotas fijas, se exporta a otros mercados, en un intento por aumentar el número de productos que se venden a sus 117 millones de clientes.

Al mantener los gastos sin cambios y elevar los ingresos, Botín tiene el objetivo de reducir el ratio de eficiencia del banco —una medida clave de eficiencia— de 47 por ciento a 45 por ciento.

Lograr convencer a los inversionistas de que puede lograr un crecimiento será crítico para elevar el precio de las acciones de Santander, que cayeron 36 por ciento desde que Botín asumió el mando, en comparación con una caída de 16 por ciento en el índice MSCI de bancos mundiales.

Después de hacer una oferta infructuosa por las operaciones brasileñas de HSBC este año, Botín se mantiene en su enfoque de disciplina para hacer acuerdos que contrasta con la estrategia más agresiva de su padre. Dio marcha atrás a los planes de cotizar públicamente las operaciones del Reino Unido y prometió que cualquier adquisición debe generar un retorno sobre la inversión en tres años.

Nedialkov, de Citi, dice: “En muchos mercados con un alto potencial a largo plazo, donde Santander todavía tiene un bajo desempeño, si alguna vez decide salir o aumentar, el banco probablemente elija la opción de fusiones y adquisiciones”. Los mercados donde los analistas creen que todavía no tiene el tamaño incluyen Estados Unidos, Brasil y Alemania.

Un duro golpe llegó a principios de año, cuando el canciller británico George Osborne introdujo el superimpuesto de 8 por ciento a las utilidades bancarias, que absorberá 500 millones de euros adicionales de las ganancias de Santander en los próximos tres años.

A pesar de esto, el objetivo de rendimiento del banco sobre el capital tangible aumentó ligeramente a partir de su rango inicial de entre 12 y 14 por ciento para un nuevo objetivo de más de 13 por ciento. El año pasado su rendimiento sobre capital tangible fue de 11 por ciento.

Incluso después de la emisión de acciones de enero, los niveles de capital de Santander todavía son inferiores en comparación con los de la mayoría de sus principales rivales, con un ratio de capital básico Tier uno (la relación del capital social del banco y sus activos ponderados por riesgo) de 9.8 por ciento a finales de junio. Pero Botín busca aumentar esta cifra a 11 por ciento para 2018, mientras mantiene su relación de pago de dividendo de 30  a 40 por ciento.

El costo anual de crédito del grupo —la medida de las previsiones para financiamientos incobrables como una proporción de los nuevos préstamos— se prevé que caiga de 1.32 por ciento a finales de junio a un promedio de 1.2 por ciento en los próximos tres años.

La profunda recesión en Brasil obligó a Botín a abandonar su objetivo de reducir el costo del crédito del banco en el país. Pero todavía tiene el objetivo de mantenerlo sin cambio a 4.5 por ciento para el próximo año.

Las acciones de Santander cayeron ligeramente a un nuevo mínimo en 52 semanas, de 4.85 euros en las primeras operaciones de la tarde.

EL DATO

7,500 mde

Recaudación que impulsó Ana Botín desde la dirección de Banco Santander en enero de este año para enfrentar lo que percibió como un déficit de capital en la financiera española.

3,000 mde

Reducción de gastos brutos en 2018 que prometió la presidenta de Banco Santnder; aseguró que mantendrá lo costos de operación en 20 mil mde.