Booking llega a un arreglo sobre precios de hoteles

Francia, Italia y Suecia cuestionaron la fijación de tarifas con establecimientos.
Venecia es uno de los destinos favoritos.
Venecia es uno de los destinos favoritos. (Shutterstock)

Londres y París

Booking.com, el agente de viajes en línea, evitó la perspectiva de la libre competencia por los precios de los hoteles en Europa después de llegar a un acuerdo con las autoridades de Francia, Italia y Suecia.

Los tres países, que trabajan juntos y en coordinación con la Unión Europea, cuestionaron a Booking.com por su práctica de fijación de precios con hoteles en su página web, por lo que siempre contaba con los precios más bajos.

Según los términos del acuerdo, Booking.com le permitirá a los hoteles en su sitio ofrecer tarifas más bajas mediante otras agencias de viajes en línea y por teléfono, pero no vía páginas propias de los hoteles.

Darren Huston, presidente ejecutivo de Priceline, propietario de Booking.com, dijo que el acuerdo fue un "buen avance" y señaló que lo tuvieron que aceptar en su totalidad las naciones, junto con la Unión Europea, y que "otros países le prestan atención a eso".

En el Reino Unido, el Tribunal de Apelaciones de Competencia le ordenó a la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA, por su sigla en inglés) volver a abrir una investigación del año pasado sobre la fijación de precios entre hoteles y agencias de viajes en línea.

La CMA dijo que el resultado de la investigación europea tiene "una relación directa con nuestra investigación" y tendrá "influencia en nuestra decisión final".

A principios de este año, las autoridades alemanas se pronunciaron a favor de una competencia de precios libres y regañaron a Booking.com por no cumplir. Booking.com tiene más de 41 por ciento del mercado de 43 mil 900 millones de euros de viajes en avión y reservación de hoteles, de acuerdo con Phocuswright.

Los críticos dijeron que el fallo hará poco para abrir el camino a una verdadera competencia en el mercado que domina Booking.com y Expedia.

"Los hoteles deben vender más barato en sus propios sitios web y también tienen que pagar una comisión para ofrecer una mejor tarifa a las agencias de viajes en línea más pequeñas", señaló Carolyn Jameson, consejera general de Skyscanner, el sitio de comparación de precios que cuestionó a Booking.com y Expedia en el Reino Unido.

"No ayuda a la competencia y es terrible para el consumidor, los hoteles no pueden ofrecerles nada sino el mismo precio que ofrece Booking.com. Y hay muy pocas agencias de viajes rivales en el mercado", dijo Dorian Harris, presidente ejecutivo de Skoosh, la agencia de viajes en línea que realizó la primera queja de competencia en el Reino Unido en 2010.

"No nos permiten formalmente vender más barato que Booking.com", añadió. "Pero no soy tonto. Cuando Booking.com empiece a penalizar a los hoteles que le den a Skoosh una ventaja de precios, que por supuesto harán, el hotel tendrá que ponerse del lado de Booking.com".

Accor, el grupo hotelero más grande de Europa por número de habitaciones, dijo que la decisión cumplió "parcialmente" con sus expectativas. Pero advirtió: "Para que esta decisión tenga un verdadero impacto y desate una caída en las comisiones de las agencias de viajes en línea, Expedia y todos los demás participantes en línea tendrán que llegar al mismo acuerdo de compromisos, lo que permitirá que se desarrolle la verdadera competencia".

Expedia dijo que todavía está en discusiones con Francia, Italia y Suecia, y espera "llegar a una resolución en el futuro próximo".