Baja fertilidad amenaza a naciones desarrolladas

Economías emergentes enfrentan un desequilibrio similar al de Japón, donde usan más pañales para adulto que para bebé.
El envejecimiento de la población, factor de riesgo para las finanzas públicas.
El envejecimiento de la población, factor de riesgo para las finanzas públicas. (Shutterstock)

Los países en desarrollo se enfrentan a un desequilibrio similar al que sufre Japón, en el que las ventas de pañales para adultos superan las de pañales para bebé, de acuerdo con una de las agencias de calificación de crédito más grandes del mundo, ya que el costo de la disminución de la fertilidad amenaza con ser una carga para las economías de mayor crecimiento del mundo.

En el análisis demográfico de Standard & Poor’s se encontró que el envejecimiento de la población en todos los mercados emergentes obliga a los gobiernos a aumentar el acceso al cuidado de salud, mientras que para pagar los programas sociales dependen de una fuerza laboral que disminuye, lo que lleva al deterioro de las finanzas públicas y al aumento del endeudamiento público.

Para 2050, S&P espera que la deuda promedio en los mercados emergentes suba de 42 por ciento del PIB a 136 por ciento, en comparación con 134 por ciento en las economías avanzadas, a menos de que implementen cambios en las políticas.

El cambio puede resultar en una caída en el número de países con calificaciones soberanas de “grado de inversión”, según S&P, lo que ejerce presión a los inversores que buscan los activos de mayor calidad.

“La necesidad de alterar las trayectorias presupuestarias con base en la demografía es tan urgente para algunas soberanías de mercados emergentes como lo es para las de las economías avanzadas”, dijo Marko Mrsnik, analista de crédito de S&P.

En la actualidad, las economías desarrolladas destinan cantidades mucho mayores en cuidados de salud que los mercados emergentes. Japón gastó 88 mil millones de dólares (mdd) en 2012 en comparación con los 7 mil mdd que gastó Turquía, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Sin embargo, se espera que mercados emergentes como Brasil, India y Turquía tengan un fuerte aumento en los gastos de salud en los próximos años.

Se prevé que en las próximas décadas los incrementos en la relación de personas de mayor edad y los trabajadores jóvenes se sienta con más intensidad en los mercados emergentes que en las economías desarrolladas, por lo que se pronostica que la relación de dependencia de Brasil se triplique para 2050, mientras que en EU y Reino Unido el crecimiento tiene un ritmo más constante.

En marzo, el Fondo Monetario Internacional anunció que las consecuencias de la disminución y el envejecimiento de la población serán cargas fiscales grandes y crecientes con un gasto relacionado con la edad, como porcentaje del PIB, se prevé que alcance niveles inmanejables a menos que se tomen medidas para hacer frente al problema.

Por su parte, Kevin Daly, gestor de fondos de mercados emergentes de Aberdeen Asset Management, dijo que aunque el cambio demográfico en todos los mercados emergentes es un tema de conversación, todavía no lleva a tomar decisiones de inversión.

“Es una noticia que llama la atención y es un riesgo en el largo y mediano plazos, pero eso todavía no mueve los precios”, dijo. “Los riesgos idiosincrásicos a corto plazo en los mercados emergentes, como la destitución en Brasil o las políticas en Turquía, son mucho más importantes para la dinámica actual”.