BBC World Service, en riesgo ante apoyo estatal de sus rivales

Rusia, China y Qatar invierten en sus canales internacionales.
Oficinas de la cadena británica.
Oficinas de la cadena británica. (Shutterstock)

El BBC World Service corre el riesgo de un “declive”, porque no puede competir con las finanzas de las emisoras respaldadas por el Estado de Rusia, China y Qatar, advirtió la BBC en un reporte.

El servicio de noticias, que llega a casi 200 millones de personas, sufrió de recortes de presupuesto y cerró más de una docena de servicios en idioma local.  “Enfrenta a la opción de disminuir o de crecer”, dijo la BBC en el reporte.

La emisora dijo que mientras que los periódicos británicos y estadunidenses redujeron sus reportajes en el extranjero por razones financieras, “otros como Rusia y Qatar invierten”.

“China, Rusia y Qatar invierten en sus canales internacionales de formas que no podemos igualar, pero ninguna tiene nuestros valores y nuestra capacidad para investigar una historia, por muy difícil que sea”, dijo el reporte.

“China Central Television recibió una inyección de casi 7 mil mdd para ampliar sus operaciones globales, con lo que aumenta el alcance potencial de su programación de radio y satelital de 84 millones de hogares en el extranjero en 2009 a más de 220 millones hoy en día”, añadió.

RT, el servicio de noticias con respaldo del Kremlin, tiene un presupuesto global de cerca de 300 mdd; recientemente lanzó un canal dedicado a Reino Unido, mientras que Al Jazeera de Qatar, informó que gastó mil mdd en el lanzamiento de su canal en idioma inglés. La red cuenta con un presupuesto anual de 100 mdd.

En comparación, el presupuesto de BBC World Service, que ahora se transfirió a la BBC, aumentó apenas a 245 mdl al año.

Si la BBC quiere mantenerse como una fuerza para el poder blando (la capacidad de un actor político para incidir en las acciones o intereses de otros actores) de Gran Bretaña en el extranjero, el World Service tendrá que invertir en nuevos servicios en otros idiomas y cobertura de comunidades, dijo el reporte, que encargó James Harding, director de noticias.

Los servicios de RT y Al Jazeera buscan desafiar la forma como presentan los eventos mundiales los medios de comunicación occidentales.

Tanto en casa como en el extranjero, existe una creciente desigualdad de información, dijo la BBC; los consumidores más ricos pueden tener acceso a diversas fuentes en línea, mientras que los consumidores más pobres buscan en otro lado.

“El mundo se divide en los que buscan las noticias y un creciente número que le dan una ojeada”, dijo el reporte. “Incluso cuando la gente dice que es más fácil conocer las noticias, cada vez tienen menos claridad en lo que significan.”

La BBC dijo que en el país continuará esforzándose para ser un proveedor de noticias independiente y universal. Pero también prometió un cambio hacia una cobertura personalizada y basada en datos.

“En el interés de nuestra democracia y de nosotros mismos, la era digital requiere que la industria de noticias vuelva a plantear la forma como va a mantener a todo el mundo informado”.

El replanteamiento llega después de una fuerte caída en la audiencia de jóvenes que ven los noticieros.