Alemania supera a Estados Unidos en índice de bienestar económico

En China, la contaminación y otros factores obstaculizan el rápido crecimiento económico y solo se traducen lentamente en "bienestar" económico más general.
Estudiantes presentan exámenes en una escuela de Magdeburg.
Estudiantes presentan exámenes en una escuela de Magdeburg. (Jens Wolf/AFP)

Washington

Los alemanes se benefician más de su recuperación económica que los estadunidenses, gracias a una mayor inversión en educación e infraestructura.

En China, la contaminación y otros factores obstaculizan el rápido crecimiento económico y solo se traducen lentamente en "bienestar" económico más general, mientras que en India, el nuevo campeón del crecimiento en Asia, el progreso es aún más lento.

Esas son algunas de las conclusiones claves del último intento del Boston Consulting Group (BCG) para recopilar una medida general de "bienestar" económico que va más allá de los indicadores habituales de producto interno bruto, inflación y desempleo que utilizan los responsables de generar políticas. Para ello, el índice del BCG toma en cuenta la inversión en salud, educación e infraestructura, al igual que medidas más inusuales como la volatilidad del crecimiento del PIB y la desigualdad.

La Evaluación de Desarrollo Económico Sustentable 2015 del grupo de consultoría incluye algunos resultados predecibles. En la parte superior de la lista de 148 economías para el bienestar se encuentra Noruega. Cinco de los primeros 10 países para el bienestar económico son nórdicos y Singapur es la única nación no europea en el decil superior.

Al fondo de la lista se encuentra la República Centroafricana, un país devastado por conflictos en años recientes.

Pero también contiene algunas observaciones que hacen reflexionar.

Estados Unidos se encuentra en el lugar 17, "principalmente debido a su débil proyección en la igualdad de ingresos", escriben los autores del informe del BCG. Queda detrás del resto del mundo en ocho de las 10 dimensiones que se midieron, particularmente en infraestructura.

A pesar de la opinión de mucho tiempo de que EU es el país de las oportunidades, resulta ser, de acuerdo con el BCG, que está por debajo del promedio en su capacidad para convertir tanto la riqueza como el crecimiento en bienestar general.

La comparación con Alemania es particularmente sorprendente. Entre 2006 y 2013 los dos países registraron un crecimiento promedio del PIB de 1.1 por ciento (medido por la paridad del poder adquisitivo). Pero Alemania hizo un trabajo mucho mejor de traducirlo en un bienestar económico general.

La capacidad de la mayor economía de Europa para traducir el crecimiento en bienestar fue equivalente, según el BCG, a una economía que crece a una tasa promedio de 6.2 por ciento. En el caso de EU el equivalente que ofreció fue de un crecimiento de solo 0.5 por ciento.

China registró un crecimiento promedio de casi 12 por ciento en términos de paridad de poder adquisitivo en el periodo de medición, de acuerdo con el BCG, y en general realizó un buen trabajo al traducir un crecimiento vertiginoso en bienestar económico.

Sin embargo, se ubicó apenas en el lugar 76 de los 148 países, porque cayó por debajo del promedio global en cuatro mediciones: estabilidad económica, igualdad de ingreso, gobernanza y medio ambiente. Tuvo la calificación más baja de cualquier economía en la clasificación del BCG con relación al medio ambiente.

China también se mantuvo por encima de India, su rival asiático, en su capacidad para traducir el crecimiento en bienestar, encontró el estudio.

India, donde se espera que el crecimiento de este año supere al de China, se ubicó en el lugar 110 de los 148 países en la medición del BCG para el bienestar económico general, lo que lo coloca por detrás de países como Guatemala, Ghana y Guyana.

India tiene grandes avances en salud, educación e infraestructura, así como en la reducción de la pobreza, señalan los autores del BCG. Sin embargo, todavía registró un progreso por debajo del promedio en otros rubros, como medio ambiente, estabilidad económica y empleo.