Acciones de Pearson se desploman ante un panorama oscuro

“Las condiciones del mercado todavía deben mejorar”, asegura el CEO John Fallon.
La sede de la empresa de educación.
La sede de la empresa de educación. (Shutterstock)

El presidente ejecutivo de Pearson insistió en que la compañía "hace bien las cosas", incluso cuando sus acciones cayeron a su nivel más bajo en casi cinco años a consecuencia de la reducción en sus estimaciones de utilidades.

Las acciones de la compañía de educación más grande del mundo por ingresos cayeron 16 por ciento para llegar a 9.99 libras ayer después de que dijeron que las condiciones del mercado —en especial en EU — "todavía tienen que mejorar".

"Es frustrante que tome más tiempo del que a nosotros nos gustaría", dijo John Fallon, presidente ejecutivo.

Este año Pearson acordó vender el periódico Financial Times, su participación de 50 por ciento en The Economist Group y su negocio de software PowerSchool.

Se esperaba que las medidas le dieran ganancias de más de mil millones de libras a su operación de educación. Sin embargo, el negocio principal tropezó en los primeros nueve meses de 2015, mientras que sus ingresos cayeron 2 por ciento en las operaciones restantes.

Los problemas clave incluyen la inscripción en las universidades de EU, que Pearson asumió quedarían sin cambio este año pero que en realidad cayeron a medida de que más estadounidenses regresan al mercado laboral.

Las ganancias ajustadas por acción —la medida clave de rentabilidad de Pearson— se espera que sea entre 70 y 75 peniques, en comparación con el rango anterior de entre 75 y 80 peniques, debido a los movimientos de divisas y a las ventas de activos. Además, "las difíciles condiciones de mercado que se mantienen" lo que significa que la cifra final que se espera esté "en la parte inferior" del rango más bajo. Que las acciones caigan más que la las bajas estimaciones de ganancias solo implicaría, dijo Claudio Aspesi, analista de Bernstein, que "es una señal a la dirección de que los inversionistas pierden la fe en la estrategia", dijo. "Tienen que regresar con los inversionistas y explicarles lo que intentan hacer".

Mientras Pearson enfatizó los factores cíclicos, varios analistas destacaron las presiones estructurales.

"La educación pasa por un cambio estructural más grande que cualquier otro segmento de la industria de la información", escribió Chris Collet de Deutsche Bank.

En julio, Pearson anunció la venta de Financial Times y títulos relacionados a la editorial de negocios japonesa Nikkei en 844 millones de libras. Se espera que la venta se complete para finales de noviembre, lo que deja a Pearson con solo una participación grande en un grupo de medios de consumo, que es de 47 por ciento en la editorial Penguin Random House.