AB InBev se impulsa con la venta de sus cervezas más caras

Los ingresos del grupo ascendieron a 10 mil 500 millones de dólares.
Una de las bebidas premium de la empresa.
Una de las bebidas premium de la empresa. (Shutterstock)

Bruselas

La mayor venta de las cervezas más caras ayudaron a AB InBev a ignorar la caída general del volumen en la compañía con sede en Bélgica, responsable de las marcas Stella Artois y Budweiser.

Los ingresos del grupo ascendieron a 10 mil 500 millones de dólares (mdd), una tasa de crecimiento orgánico de 6.2 por ciento, gracias a los buenos resultados en China y algunos países de Centroamérica y América Latina, en el primer trimestre. Esto está muy superior al consenso de las expectativas de los analistas, quienes esperaban un aumento de 3.6 por ciento.

La mejora del crecimiento en mercados como el de México, donde los volúmenes aumentaron 2.2 por ciento, ayudó a compensar el menor desempeño en grandes mercados, como el de Estados Unidos, donde sufrió una caída en volumen de 5.6 por ciento.

En total, el volumen de cerveza en todo el grupo cayó 1.2 por ciento.

En todo el grupo, las ganancias ajustadas antes de interés, impuestos y depreciación aumentaron 2.2 por ciento, para llegar a 4 mil mdd.

La compañía cervecera informó que el balance final se benefició por el reciente repunte en el valor de sus acciones. Esto resultó en un beneficio en el valor de mercado de su programa de dividendos de acciones que provocó un ajuste de 757 mdd. En el mismo periodo del año pasado, AB InBev sufrió un golpe de 52 mdd.

Como resultado, la utilidad atribuible a los accionistas subió más de 60 por ciento, para llegar a 2 mil 294 dólares para el trimestre.

La compañía cervecera con sede en Lovaina es propietaria de algunas de las marcas de cerveza más importantes del mundo, como Budweiser.

En los últimos años esas marcas batallan en los mercados desarrollados, ya que los bebedores jóvenes en Europa y EU rechazan la cerveza para el mercado masivo y favorecen a las de la bebida artesanal.

Por el contrario, Budweiser impulsó el reciente crecimiento de AB InBev en China, donde la participación de mercado de la cervecera creció 100 puntos base, para llegar a 16.7 por ciento en el primer trimestre.

Los rumores de fusiones y adquisiciones en torno a la industria de bebidas circulan desde hace años, y los analistas y banqueros sugieren que en algún momento será inevitable una unión en la que participen algunas de las cuatro cerveceras más grandes.

La compañía atenuó esos rumores a principios de año con el lanzamiento de una recompra de acciones por mil millones de dólares, que el 1 de mayo llegó a la mitad de su objetivo.