Políticos y escritores discutieron la necesidad de las coaliciones políticas

La mesa de debate discutió temas como la posibilidad de las coaliciones de gobierno, los plebiscitos y las segundas vueltas en las elecciones presidenciales.
El foro se convirtió en una acalorada mesa de debate.
El foro se convirtió en una acalorada mesa de debate. (Cortesía Patty Ramírez)

Guadalajara

El salón Juan Rulfo después de las sesiones literarias, cerró el día 30 de noviembre, con un debate de política, que no por eso tuvo nada que envidiar a las conferencias más concurridas.

A las 19:30 horas inició la conferencia titulada Coaliciones políticas ¿solución del régimen político mexicano? en la que reflexionaron y debatieron temas sobre el gobierno, su representatividad y su legitimidad en los ejercicios de coalición, a cargo de dos ensayistas de política Diego Valadés, José Woldenberg; Juan Ramón de la Fuente, como moderador y Diego Fernández de Cevallos, el político.

Como introducción Raúl Padilla, presidente de la FIL, puso el tema sobre la mesa: “las coaliciones partidistas son parte de la democracia. En México las reformas, permiten distintos tipos de coaliciones: totales, parciales, flexibles, dependiendo de los candidatos que se registren. Las que se han dado en México, son temporales y se limitan al pragmatismo en vistas a las elecciones y no se traducen en programas de acciones. Los críticos añaden que los partidos han perdido y se han diluido sus identidades”.

Juan Ramón de la Fuente, presentó a los personajes como plurales, y con muchos puntos de divergencia, para que el público sacara sus propias conclusiones. Invitó a los ponentes a tener una conversación sobre el tema y los presentó.

Diego Valadés, distinguió entre las alianzas y las coaliciones, defendió la necesidad de que “existan coaliciones no coyunturales, sino de gobierno, en la que las partes formen programas duraderos que avancen”.

El investigador, además anotó que vivimos en un proceso de desglobalización, en el que los países buscan ser más independientes y las instituciones están cada vez más desprestigiadas y cada vez más en declive. A lo que Cevallos añadió “que si no fortalecemos a las instituciones, empezando por la familia, no tenemos país”.

José Woldenmberg, en cambio, buscó poner los pies en la tierra y presentó un panorama realista del 2018 en el que son necesarias las coaliciones porque “vamos a tener un presidente electo por una minoría del 27%, un Congreso muy fragmentado, sin una mayoría absoluta".

Diego Fernández de Cevallos, el único con experiencia política y militante del Partido Acción Nacional (PAN) fue sin duda el que se llevó los aplausos con sus intervenciones, que aunque más idealistas, provenían de una carrera de negociaciones y enfrentamientos reales.

El ex candidato panista defendió que más que coaliciones son “necesarias las segundas vueltas, para no tener presidentes elegidos por minorías, gobiernos de 4 años con posibilidad de reelección, porque los sexenios son "una eternidad”, así como también el hecho de que no puede ser todo plebiscitario, pues “donde todo lo elige el pueblo, es fácil caer en la demagogia”.

GPE