Pecado, un viaje por las zonas oscuras

Una ruta por la tentación, el pecado y el deseo, se plasman en esta obra de Laura Restrepo.
Laura Restrepo estuvo acompañada por Elena Poniatowska
Laura Restrepo estuvo acompañada por Elena Poniatowska (Fernando Carranza)

Guadalajara

La escritora colombiana Laura Restrepo presentó en la Feria Internacional del Libro su más reciente obra Pecado, la autora estuvo acompañada por los escritores  Julio Trujillo y Elena Poniatowska quien arribó con retraso a la presentación, y fue aplaudida en su llegada. Los asistentes llegaron con anticipación a la presentación organizada por Penguin Random House y Alfaguara.

Pecado es una obra compuesta por siete relatos que encarnan a los siete pecados capitales, la colombiana se encargó de describir en su obra El jardín de las delicias, oleo de Hieronymus Bosch, El Bosco, en el cual está basado el libro.

Elena Poniatowska, fue la encargada de dar un discurso acerca del libro, habló de los peligros con los que se encuentra el lector que comienza a leer Pecado, “los lectores de Pecado a partir de ahora, regresamos a este libro de las delicias, con un bajo aviso, entre paraíso, pecado e infierno, para el  castigo solo hay un paso, el castigo es la otra cara del pecado”.  El público rompió en risas cuando a mitad del discurso Elena se detuvo y dijo, “¡ay!, ya me cansé de ser tan culta”, y a continuación prosiguió con el discurso.

Posteriormente Laura Restrepo tomó la palabra y agradeció a los asistentes por estar ahí, y principalmente a Elena, resaltó que las palabras de la autora de La noche de Tlatelolco es el mejor premio que podría recibir. Agregó que El jardín de las delicias está como telón de fondo, porque quería hablar del bien y el mal, y la barrera porosa que hay entre los dos, es un libro que nos habla del descubrimiento del placer y de la libertad. “Este libro nace de la complexión de que hoy en día no tenemos criterios claros de cómo comportarnos, no hay una tabla ética, ante el deterioro de la moral religiosa. En este libro el lector decide cómo juzgar a los personajes” añadió la escritora respecto a su obra.

Julio Trujillo tomó la palabra y comentó que el libro tiene una temperatura ética que pone al lector a pensarse a sí mismo como pecador y juzgador de los demás.

Además la autora compartió que disfruta mucho describir a los malos de la historia, “yo sé cómo hablan los malos, tengo unos malos malísimos, para mí siempre llegar a esta parte es recreo, los personajes hablan solos, y este libro, que es de puros malos, fue una delicia”.

Al terminar los asistentes se acercaron para tomarse fotografías con los escritores y conseguir que les firmaran sus libros.

SRN