Este libro revela a la bruja y a la bestia dentro de nosotros

Martha Alicia Chávez presentará en la FIL Guadalajara su nuevo libro, 'Cómo una mujer se convierte en bruja y un hombre en bestia', que explora las conductas que pueden destruir una pareja.

Martha Alicia Chávez, reconocida psicóloga, especialista en temas relacionados con los hijos, presenta su nuevo libro, Cómo una mujer se convierte en bruja y un hombre en bestia, donde explora las conductas que nos convierten en un@s hojaldras capaces de demoler una relación de pareja.

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué esperan los escritores de México en Rusia 2018?

Antes de la presentación del libro en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, nos platicó por qué lo escribió y las señales de que una pareja está entrando en terreno peligroso.

¿Cómo surge tu nuevo libro?

Hace nueve años terminé una relación de pareja muy insana. Me di cuenta de que me había perdido a mí misma en esos años junto a un hombre. No sabía dónde estaba esa mujer llena de vida, de alegría y de motivación que antes era. Estaba amargada, deprimida, marchita, dolida, indignada. Un día me llegó la pregunta: ¿cómo me transformé en una bruja? ¿Qué hizo esa persona para que acabara terminando con esa relación? Me puse a reflexionar sobre sus fallas pero también sobre las mías. Además, siendo terapeuta de pareja desde hace 28 años, tenía mucha información que ocupé para plantear las conductas más comunes por parte de las mujeres y los hombres.

A cada rato escuchamos a señores que se quejan: "¡Es que mi mujer es una bruja!". O esposas que catalogan como bestia a sus maridos... ¡pero no se separan!

¡Así es! Por miedo a la soledad, flojera frente al proceso de separación, los hijos, porque quieren que las mantengan, por mantener una imagen social, para preservar un apellido o por el simple hecho de no querer dejar los bienes compartidos en manos de una futura nueva pareja o una/un amante. El amor es la última razón. La buena noticia es que aun cuando esté muy deteriorada la relación, esto se puede revertir si los dos están dispuestos a comprometerse en el trabajo de reconstruirlo.

¿Qué tan común es, en tu experiencia en la psicoterapia, que las parejas como las que mencionas aquí salgan adelante?

Van a salir adelante si cumplen con la condición de que los dos estén 100 por ciento convencidos de que vale la pena trabajar por la relación y cumplir todos los compromisos y tareas terapéuticas que se van a generar en el proceso. Si lo hacen, hay altísimas probabilidades de éxito.

Dime tres señales que indiquen que una pareja necesita ir a terapia.

La infelicidad; la relación de pareja es para sentirse querido, protegido, contento. Cuando ha habido una situación en la vida de la pareja, como la muerte de un ser querido, una infidelidad, tener un hijo, un cambio de ciudad o de empleo, que genera problemáticas. Cuando no tienen buena sexualidad, pasatiempos compartidos, pero hay interés por rescatar o crear sus vínculos.

¿Cuáles son las situaciones más comunes que llevan a una mujer a convertirse en bruja y a un hombre en bestia?

Cuando ella es soberbia y se siente superior. Descalifica a su compañero, lo corrige, le manda el mensaje de "tú no sabes y yo sí, soy mejor que tú". Cuando lastima la masculinidad comentando "no tienes pantalones, poco hombre". Si se le juzga o ridiculiza por cuestiones de dinero, es peor. El hombre se mostrará grosero, muy hiriente. Se va a dedicar a agredir a su mujer como un animal herido, perdiendo toda idea de hacerla feliz.

Cuando él no valora las demostraciones de amor de su compañera, los desprecia, critica o se burla, va generando en ella una vergüenza pues siente que está haciendo el ridículo. Se muestra dolida, resentida, comienza a ser jodona, tener mal humor, ser demandante. La traición, en todas sus manifestaciones, ocultar información, mentir.


¿Qué pasa cuando la pareja deja de serlo y la relación se vuelve de padre-hija o madre-hijo?

Es un gran error. Primero fueron pareja y éstas deben tener por regla llevar a cabo, al menos un día a la semana, una actividad sin hijos. Ir a cenar, al cine, con amigos, de fin de semana, a un hotel en la ciudad. No hay que olvidar que también se debe procurar el bienestar individual a la par de la relación de dos.

Tu libro puede ser un espejo para muchas personas en crisis. ¿A quiénes más les recomiendas que lo lean?

A las parejas nuevas, porque les puede ayudar a prevenir algunas cosas. A las que ya llevan un tiempo y están bien, para reforzar su relación poniendo en práctica las ideas que doy. A las que sienten que ya están en un hoyo profundo en sus relaciones amorosas para comprender lo que podría estar pasando en su unión amorosa. Quiero que se identifiquen con los casos para que puedan trabajar en sus problemáticas y resolverlas de la mejor manera, aunque eso implique separarse.


RSE