Es importante hacerle sentir al lector que está viviendo una historia: Vargas Llosa

El escritor peruano junto a su amigo, el colombiano Juan Gabriel Vásquez presentó su novela Cinco Esquinas y habló sobre su proceso de madurez como autor, el periodismo y la sexualidad peruana
 Vargas Llosa presenta Cinco Esquinas en la FIL 2016
Vargas Llosa presenta Cinco Esquinas en la FIL 2016 (Fernando Carranza)

Guadalajara

Cinco Esquinas, una novela crucial en la vida de Mario Vargas Llosa, sin embargo escrita con la misma fuerza y vitalidad de sus primeros libros, fue presentada por el propio escritor peruano ante una sala abarrotada en el marco de actividades de la FIL.

Los asistentes arribaron al lugar desde una hora antes del evento para escuchar al peruano y su amigo, el escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez, quienes charlaron sobre obras como La Casa Verde, y el proceso de madurez como autor de Vargas Llosa. Éste comentó que la forma persigue muchas cosas en una novela, pero una de las más importantes es hacerle sentir al lector que está viviendo una historia, que el lenguaje desaparece.

 “Yo creo que en Cinco Esquinas hay una subordinación de la escritura, lo que la historia quiere contar. Es una novela que como todas las novelas que he escrito, nacen de una manera muy misteriosa”, dijo Vargas Llosa acerca de su más reciente obra.

Por otra parte detalló que el periodismo ha sido muy importante en su vida, tema en torno al cual gira su novela,  “yo comencé a ser periodista cuando era muy jovencito y nunca he dejado de serlo, y soy un lector voraz de periódicos, por eso las cosas que ocurren en el periodismo me importan mucho”.

Mencionó que el punto de partida de la historia, fue cómo el periodismo peruano se degradó durante la época de las dictaduras de Fujimori y Montesinos, la utilización de los periódicos como instrumento de presión, y como esto freno al periodismo peruano. 

Otro tema muy importante dentro de la novela es la vida sexual de la población peruana, el cómo se intensificó con la violencia, los toques de queda, y como esto hizo que los peruanos buscaran en el sexo la compensación de esa vida que llevaban, y que esto, según el autor, explica la historia de los personajes de la novela.

Además destacó que sus obras nacen con una idea que llega pero que a pesar del tiempo logra quedarse, que regresa y se convierte en una cosa obsesiva, como ocurrió con esta obra que se planteó escribir durante los años de la dictadura de Fujimori.

Mencionó el cariño que le tiene a Juan Peineta, uno de los personajes de sus novelas, por ser un personaje que ya no cabe realmente en la actualidad, con un oficio extinto.

“Yo quería mostrar una de las víctimas inocentes, que son los que sufren más en las dictaduras, aquellos que no pueden defenderse. El personaje me fue conmoviendo mucho”.