La guerra es el colapso: Jon Lee Anderson

El periodista de guerra, plasma en la publicación del libro Crónicas de un país que ya no existe una serie de historias que vivió en Libia desde el inicio de la Primavera Árabe hasta la actualidad. 
Jon Lee Anderson durante varias décadas se ha desempeñado como periodista de guerra
Jon Lee Anderson durante varias décadas se ha desempeñado como periodista de guerra (Gerardo Covarrubias)

Guadalajara

"La labor de un reportero que cubre las historias de guerra es intentar plasmar la realidad que viven muchos pueblos en diversas partes del mundo", dijo el periodista Jon Lee Anderson quien realizó una compilación de varias de sus crónicas que publicó desde el inicio de la Primavera Árabe hasta la caída de Gadafi en Libia y la actualidad que se vive en aquel país, el cual no cuenta con presencia de ninguna embajada ni de comercios de cadenas internacionales, y sólo viven en el alrededor de cinco millones de personas.

"El gremio conoce el lado humano de la guerra [...] no hay nada peor que la guerra, Libia tiene un antes y un después de Gadafi", aseguró el periodista.

Lee Anderson presentó su libro en la FIL y señaló que un periodista de guerra, de cierta forma nunca desempaca por completo y reconoce que él estuvo por alrededor de cinco meses preparándose para partir a la cobertura de Libia.

“Al principio, cuando uno llega espera encontrar algo racional, una especie de orden y más bien se ve algo parecido a la teoría del caos. Es muy curioso, porque uno como periodista, al igual que el policía o el bombero va aprendiendo que cuando entrar y cuando debe salir, hay ocasiones en las que ya no se puede hacer nada y se debe dejar perecer a la gente”, relató Jon Lee Anderson.

“También se trata de aprender a descifrar la política internacional, porque no puedes narrar una crónica, tienes que saber qué está pasando, de qué lado están los combatientes”, añadió Lee Anderson.

Al final el escritor bromeó “esto está muy tétrico, creo que voy a cambiar de tema o a contar chistes”, a lo que el público respondió espontaneo que “no”, “sigue contando”, “sigue contando”, por lo que el periodista prosiguió con una serie de anécdotas personales sobre su estancia en Libia.

"Sin afán de ser humorístico, cada que uno se salva la vida, lo primero que hace es reír [...] en la actualidad no es como en la época de Napoleón, los conflictos bélicos son más fuertes, apoyados de tecnología".

Pese a que Libia es un país muy lejano a México, el periodista señala que es necesario conocer la situación que se vive al otro lado del mundo, pues los libios fueron quienes dotaron de armas a ISIS y cada vez los conflictos bélicos se verán peor en los próximos años pues cada vez más países se verán involucrados.