Los chavos están leyendo y eso es esperanzador: Benito Taibo

Benito Taibo participará en una de las sesiones de "Mil jóvenes con…" la cual busca seguir incrementando el gusto por la lectura entre los jóvenes.
Benito Taibo
Benito Taibo (César Álvarez)

Guadalajara

Benito Taibo (@benistofeles para los twitteros) es uno de los escritores con una de las agendas más nutridas de la FIL. Participará en una de las sesiones de Mil jóvenes con…, una de las actividades que, según afirma, más le entusiasman en su visita a Guadalajara.

Mil jóvenes con… es una de las secciones permanentes del Programa FIL Joven, tanto que algunos pensarían que no tiene nada de novedoso ni de interesante…

Para nada… Para mí significa que hay una relación con los chavos, pero también que están leyendo, que en este país, en el que supuestamente no se lee, hay jóvenes que leen cada vez más y más. Y esto es esperanzador y gratificante. Es la confirmación de que esa luz que se ve al final del túnel no es un tren que viene sobre nosotros, sino que es una pequeña luz que nos guía hacia un futuro mejor.

¿Qué tan importantes son los jóvenes, aun los que no leen?

Están alrededor de mí, dentro y fuera, son una inyección de vida para un escritor de 56 años como lo soy yo y que sigue teniendo dentro a un chavo de diecisiete.

¿De qué se puede hablar en un foro así?

Tengo la teoría de que el libro salva, el libro es capote de torero, es bálsamo para las heridas, es este ladrillo que construye. Ese puede ser un inicio. Después, estoy seguro que surgirán cosas interesantes. Ya no hablo con personas que se acercan por primera vez a un libro, sino con ávidos lectores, con personas que han tenido la posibilidad de entrar al libro y mirarse en el otro, descubrirse como parte de una especie, un género. Lo que veo también es que las chavas leen más. De los que tienen entre los 14 y 20 años, veo que la proporción es como de siete chicas y tres chicos.

Eso habla de un panorama optimista para la lectura.

No solo es porque lo diga yo, es la literatura la que genera este embrujo que hay en las palabras y que ha alcan zado a los jóvenes; lo sé, estoy rodeado de ellos. A veces me entra un inmenso pudor, y sin embargo lo tomo así. Ha sido exitoso el esfuerzo que hemos hecho entre todos para que haya más lectores. Estoy convencido de que el éxito es una torre de arena y agua y se desparrama al instante, pero también de que esto que está pasando va más allá de una moda. Una muestra de ello es que esta es la feria más importante del mundo, porque es una feria de lectores, no de hombres de corbata que compran derechos.

Hay quienes piensan que los jóvenes no son lectores serios porque algunos no muestran fascinación por el libro objeto.

No deberían. Los chavos van más allá del libro objeto. Hablo del electrónico, la web; todo entra en el mismo cacharrito, en los corazones de estos cuates y de una forma asombrosa. Se replica el origen del libro, se han ido derribando ciertos atavismos acerca del libro objeto, para convertirse en el libro para encontrar la propia identidad. Muchos han satanizado Internet, pero es una herramienta imprescindible de comunicación. Marshall Mc Luhan dijo que el medio era el mensaje. Esto es un hecho: el mensaje viene en un medio distinto y somos los viejos los que tenemos que aprender a usarlo. Ellos lo tienen en la punta de los dedos y saben usarlo maravillosamente.

Hay algún tema en especial que ese “Benito de 17 años” que aún vive en ti quiera compartir?

Ahora, con la muerte de Fidel Castro, me gustaría contarles a los chavos de aquellos jóvenes que vivieron en el espacio de las grandes revoluciones sociales y del pensamiento y no solo en la época de la revolución tecnológica. Es algo que todos los individuos de mi generación deberían contarles. También decirles que se vienen años difíciles ante la victoria de Donald Trump como presidente electo de Estados Unidos.

JOS