De abrazos y literatura

CARTA DE INTENCIÓN
Mastretta
Ángeles Mastretta (Especial)

Hay una larga tradición, dentro de los miles de actividades de la Feria, de abrir espacio a la política y los políticos. No siempre salen las cosas bien, como podría platicarnos el hoy Presidente Enrique Peña Nieto. Los políticos, sin embargo, insisten en venir. El sábado tocó el turno a los "independientes". Llenaron la sala, debatieron, fueron aplaudidos a rabiar. Juan Pablo Becerra-Acosta nos cuenta la sesión de esos nuevos rockstars.

"Si escribir es hacer visible lo invisible, Ángeles Mastretta sabe desnudar secretos, sabe llegar al corazón de la aceituna en los sueños", escribe Mónica Lavín, quien nos ha entregado un poderoso texto que explica la literatura de nuestra querida Ángeles, que viene a Guadalajara a presentar su nuevo libro El viento de las horas.

Hace unos días nos encontramos a Carlos Velázquez en El Carnal, esa marisquería que se inunda de escritores por estas épocas del año. Nos dijo que quería, cada día, recomendar un libro de una editorial distinta. Hoy la primera entrega. Gracias, Carlos.

Dice nuestro británico del día, Kevin Brooks, que sus personajes son mejores personas que él. Fer Kobeh nos dice cuánto y porqué ama a Jonathan Frazen, el enorme novelista estadounidense. Por su parte, el mexicano avecindado en Chicago, Gerardo Cárdenas, se fue de compras con Filias.

Finalmente, Benito Taibo hace la perfecta genealogía de esa extraña pero entrañable familia que se reúne cada año en Guadalajara para abrazarse y celebrar como si sus integrantes se vieran todos los días. Dice Benito que llega "siempre a la feria como si volviera a casa después de pasar el resto del año en el internado, lleno de un júbilo salvaje y con ganas de abrazar y besar a todo el mundo".

Es a esa familia que desgrana Taibo a la que le dedicamos nuestro Filias todos los días. Nuestra manera de abrazarlos.

Día tres: va desde el corazón.

Julio Patán y Carlos Puig