Reconocen a los ganadores de Cartas dirigidas a Carolin Philipps autora de Enigma asiático

María Fernanda Balvaneda García, de la preparatoria 8 y Ana Lucía Vicente García, de la preparatoria 9 ganaron el primer y segundo lugar

Guadalajara

El Fondo de Cultura Económica entregó los premios a los ganadores del concurso Cartas al autor, en el que participaron cerca de diez mil jóvenes, que escribieron a la autoraCarolin Philipps. Los tres primeros ganaron un premio económico y libros, también se hicieron menciones honoríficas.

El primer lugar lo recibió María Fernanda Balvaneda García, de la preparatoria 8 y el segundo Ana Lucía Vicente García, de la preparatoria 9, ambas dijeron sentirse felices por haber recibido dicho premio. 

También se reconoció el trabajo de los profesores del Sistema de Educación Medio Superior de la Universidad de Guadalajara que se encargaron de motivar a los jóvenes a escribir cartas y a compilarlas. 

A continuación la escritora, Caroline Philipps pasó a comentar su libro Enigma asiático, que trata sobre Lea, una niña china que fue adoptada por unos padres alemanes y al final respondió a las preguntas que le hicieron los asistentes.

“Yo escribo porque me siento forzado a ello, porque me impulsa el corazón. Quiero hablar de mi juventud. Yo me casé con un vietnamita, mi esposo venía de una sociedad muy distinta, y mis padres se oponían a que yo estuviera con él, porque tenía cabello negro, no era católico y era muy distinto a nosotros. Él vino a Alemania a estudiar para huir de su país. De hecho toda su familia quería huir, según me comentó una tía, pero no podían hacerlo, entonces enviaban a uno a estudiar o a trabajar fuera y este enviaba dinero para que los demás pudieran hacerlo después, ella me contó que las madres enviaban a sus hijos en botes, para que pudieran llevar una vida mejor, y así supe cómo sienten las madres cuando se ven forzadas a alejarse de sus hijos, dijo la escritora.

Philipps, continuó: "Yo estudié historia, me dediqué a dar clases y luego a escribir. Cuando escribo me concentro en mis personajes, en Lea, en las madres de familia que se ven obligadas a separarse de sus hijos, los siento, sueño con ellos, siento su pasión, su dolor, su furia… El leitmotiv de todas mis obras es que todos somos humanos, con emociones, que reímos, la importancia de ser feliz, y que para eso no deben importar las diferencias raciales".

La autora de Enigma Asiático, dice que ha viajado mucho por todo el mundo y que "en ningún lugar me han recibido como en México, estoy realmente muy agradecida con los jóvenes y me siento muy feliz de haberme encontrado con ellos. Yo empecé a escribir por mis hijos, para cambiar el mundo, sobre todo por problemas de tolerancia, la gente nos veía raro, porque somos diferentes.

Al principio el título de la obra era: Flores blancas en el río amarillo, pero el autor no siempre puede decidir por el título de su obra, por motivos de marketing, y allí los editores tienen la última palabra”.