Reclaman a Poniatowska derechos de traducción de best seller chicano

Juan Antonio Ascencio interpuso la semana pasada una demanda. Al respecto, la Premio Cervantes dijo: “No tengo que decir nada, la vida de Juan Antonio es un eterno reclamo”.
Elena Poniatowska se encuentra de visita en Guadalajara participando en varias actividades de la FIL
Elena Poniatowska se encuentra de visita en Guadalajara participando en varias actividades de la FIL (Milenio)

Guadalajara

Juan Antonio Ascencio Villanueva, escritor y traductor, autor de la biografía de Juan Rulfo titulada Un extraño en la tierra, editada por Debate, editor durante catorce años de la revista El Cuento fundada por Edmundo Valadés y otrora representante del Fondo de Cultura Económica y otras editoriales en Estados Unidos, interpuso hace una semana casi, una demanda en la Ciudad de México en contra de Elena Poniatowska en la que le reclama exclusividad de derechos de traducción del libro La casa en Mango Street, de la autora chicana Sandra Cisneros, quien ha logrado vender más de dos millones de copias de dicha obra.

Con esa demanda Ascencio Villanueva, dice vía telefónica desde la Ciudad de México que el único propósito es “presentarle en bandeja de plata una solución a una situación añeja que se presta a las ambigüedades”. El autor accedió a dar a conocer el hecho de manera exclusiva en MILENIO JALISCO, porque “prefiero que esta nota tenga una repercusión y que llegue a los oídos de Elena antes de que se encuentre con un documento desagradable a la puerta de su casa y que tenga tiempo de tomar sus previsiones”. El autor narra que fue hace poco más de 20 años, cuando tradujo al español La casa en Mango Street.

“Fueron muchos años los que estuvimos juntos Elena y yo. Nos ayudamos mutuamente como pareja que éramos, ella me solicitaba que le apoyara en traducciones, yo le pedía que me ayudara a impartir algunas clases”, rememora Ascencio y explica que desde hace mucho tiempo, Poniatowska estableció un compromiso con Susan Berholz como su representante en Estados Unidos. “Un compromiso de palabra porque creo que no tienen un contrato firmado, Berholz es una dama muy dura”.

Para Ascencio Villanueva, Berholz, más que Poniatowska, es la que se niega a arreglar esta situación de derechos de autor, haciendo caso omiso, incluso, de las recomendaciones de la propia Premio Cervantes para arreglar la situación. “En el juicio presento como pruebas algunos documentos de Elena en los que repetidas ocasiones le ha dicho a Berholz que por favor arregle ese asunto de los derechos. Sin embargo el tiempo pasa y me parece que entre que Berholz no arregla y Elena no insiste, las soluciones no llegan”.

Ante tal historia Poniatowska, que vino a la FIL a presentar Hojas de papel volando, su más reciente libros de cuentos, lo mismo que participó presentando libros de otros colegas y también rindiendo un homenaje a José Revueltas fue contundente y breve al preguntarle si tenía que decir algo respecto de esta demanda que va a enfrentar, a lo que respondió: “No tengo que decir nada, ese por todo me demanda, no puedo decir nada, toda la vida de Juan Antonio es un eterno reclamo y una eterna alegata”.

Esa fue la respuesta de Poniatowska quien durante la presentación de su libro Hojas de papel volando de editorial Era, fue asediada por el público y aplaudida por frases como “es imposible que no mencionemos todos los días, mañana, tarde y noche” a los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa y criticó al presidente diciendo “lo que nos parece intolerable es que Enrique Peña Nieto diga que él es Ayotzinapa”.

Enmedio de esta controversia La casa en Mango Street, que narra las peripecias de una niña latina que crece en un barrio de Chicago, inventando por sí misma en qué y en quién se convertirá sigue conmoviendo lectores y se ha convertido en un clásico de la literatura de Estados Unidos.