Piketty habla de El capital en el Siglo XXI editado por el Fondo de Cultura Económica

El autor asegura que su libro no es un discurso pesimista acerca del futuro de la humanidad.
Thomas Piketty
Thomas Piketty (Cortesía)

Guadalajara

Más de 66 mil ejemplares en menos de diez días. El gran mérito de este libro, según su autor es que a cada lector le permite hacer su propia lectura.

Thomas Piketty presenta hoy a las 17:00 hrs en el salón 5, El capital en el Siglo XXI editado por el Fondo de Cultura Económica. El autor a pocas horas de la presentación manifiesta su satisfacción porque, este, su más reciente título, se encuentre en México y en español y comenta que "he tratado de plasmar una perspectiva histórica que trata de develar el alcance de ciertos fenómenos que impactan el devenir de la sociedad a largo plazo. Por ejemplo, la situación en Europa es muy negativa, tenemos grandes tazas de desempleo, un cuarto de la población global. En esa estadística se encuentran los jóvenes que inician sin trabajo o experiencia profesional. Se trata de una situación que va a tener consecuencias a largo plazo", explica Piketty.

El autor asegura que su libro no es un discurso pesimista acerca del futuro de la humanidad, "hay muchas razones para ser optimista, trato demostrar que hay fuerzas positivas, y que grandes cantidades de la población se van a beneficiar con la globalización, pero se requieren instituciones fiscales, educativas fuertes para que todo mejore de una manera equilibrada. Hay forma de organizarnos de manera que todos nos beneficiemos, yo sí creo en el progreso. Mi libro no es algo apocalíptico" subraya.

"Creo en la propiedad privada, creo que es parte de la solución. Reinventar el capitalismo. Pienso que deben inventarse nuevas formas de propiedad. Reinventar la relación con el poder", asegura Piketty y agrega que su libro se basa en datos muy internacionales, "yo procuro cubrir todas las partes del mundo", comenta y de ahí es que "las lecciones del libro se aplican a México y otros países de Latinoamérica, en lo personal necesitamos más transparencia y más información para poder tener un debate informado y democrático. Es importante mostrar a los viejos segmentos de la sociedad, qué tanto están pagando de impuesto y otros grupos con mayor entrada de riqueza cuánto pagan", subraya el escritor y dice que espera que su libro "pueda contribuir al movimiento hacia una mayor transparencia en torno a las desigualdades como en México, aunque yo no estoy aquí para dar lecciones a México sobre lo que tiene o no qué hacer. Cualquier país debe encontrar su propio camino, siempre se puede aprender de otros países de otras experiencias. En México, a mí me parece que tienen mucho qué ganar si hay más transparencia para que haya más confianza en el gobierno. Se requiere un sistema fiscal que haga más énfasis sobre la fiscalización de los impuestos al consumo".

Para el autor "una de las lecciones en mi libro es que en la primera guerra mundial, la segunda y la gran depresión, indujeron una gran reducción en las desigualdades. Las extremas desigualdades vienen de la extrema violencia. México puede desarrollar la manera de reducir las desigualdades. Yo considero que el progreso social y democrático es posible tanto en México como en América Latina, el panorama no es completamente positivo ni negativo. Hay formas en las que se pueden avanzar a un progreso social y económico".