Norman Manea recrea literatura rumana en FIL

Ioana Gruia, Diau Flamand y el recientemente galardonado Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, ofrecieron una charla que transcurrió sin cortapisas y en un ambiente relajado 
Norman Manea recrea literatura rumana en FIL
Norman Manea recrea literatura rumana en FIL (Patricia Ramírez)

Guadalajara

Ioana Gruia, Diau Flamand y el recientemente galardonado Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, Norman Manea ofrecieron una charla que transcurrió sin cortapisas y en un ambiente relajado en la trigésima edición de la feria.

Gruia se desempeñó como moderadora y panelista de la mesa; durante su participación presentó a los poetas, e inició el debate con el tema de la historia personal y colectiva.

Norman Manea se declaró como adepto de lo personal y no de lo colectivo e hizo hincapié en que “Lo más importante es la identidad”, además, agregó su experiencia tras emigrar de Rumania “con mi equipaje lleno de malas memorias” y asentarse en Nueva York.

El poeta empatizó con los asistentes al evento al declarar que estaba frente a “Una hermosa, inteligente audiencia, en una hermosa atmósfera”.

Con ayuda de una traductora, cual Torre de Babel, los literatos se expresaron en inglés, italiano, rumano y español.

Al llegar el turno del poeta Dinu Flamang, citó a Camus al declarar que la escritura es un oficio de la vanidad y su creencia sobre que “Los poetas nunca eligen bien el oficio”.

Manea se extendió al abordar el tema de Rumania, y bromeó con la audiencia al pedirles que no se le confundiera con un agente turístico, además realizó una invitación “Visiten a Rumania porque se lo merece”.

Casi al finalizar la mesa, una mujer del público preguntó a Manea la opinión que tiene sobre su coterránea, la Premio Nobel, Herta Müller, si es representante de la literatura rumana, Manea aclaró que se habla de una autora que escribe en alemán de origen rumano y él es un escritor rumano que vive en Nueva York, por lo que la respuesta llevaría días en contestarse.

Antes de concluirla charla, cuestionaron al literato rumano su opinión sobre Trump, dado que radica en Estados Unidos, a lo que respondió que escribió un ensayo “Del derecho fundamental a la estupidez. Entre los derechos fundamentales de la gente, creo que este también hay que defenderlo”, por lo que consideró lamentable y como un retroceso en la libertad del ser humano.

Manea se despidió ante sonoros aplausos de los asistentes al evento que disfrutaron de la jornada, en la que la constante fueron las carcajadas.