Moneros presentan formas atractivas para leer

Los dibujantes hicieron la disección de un libro y actuaron la segunda parte de El principito frente a la autoridad de un polecía.
Realizan tertulia monera en la FIL
Realizan tertulia monera en la FIL (Enrique Vázquez)

Guadalajara

El Encuentro internacional de caricatura historieta se inauguró hoy en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y como parte de los eventos se realizó una Tertulia monera: lo que leen los moneros, en la que se desplegaron una divertida serie de propuestas para incrementar el interés por la lectura dirigidas a la Secretaría de Educación, instancia que fue representada de manera cómica por Bulmaro Castellanos uniformado de polecía.

Tacho, quien publica su arte en este Diario Milenio propuso el libro Corazón, diario de los infiltrados; Rictus, del Grupo Reforma presentó lo que sería la segunda parte del libro El principito. El monero Magú, de La Jornada, expuso varias formas para que tres libros marquen la vida de los no lectores y en este orden, Juan Alarcón, quien publica en El Financiero, diseccionó gráficamente un libro, hizo algoritmos matemáticos y se encargó de concluir la divertida sesión con la conformación de una portada viviente de la revista Time.

Tacho fue el primero en presentar su propuesta para hacer de la lectura una actividad atractiva y además de leer algunos capítulos de su libro explicó la naturaleza de sus personajes que inician con "Moctezuma, el primer conquistador infiltrado, gracias a él cayó Tenochtitlán; Allende, lo hizo como realista, no de los que ven la realidad sino de los dragones de la reina, Yoko Ono se infiltró en los Beatles y vimos lo que ocasionó; Benito Juárez se infiltró en los billetes de a veinte y el PRI, en la Revolución y vean lo que pasó".

En el mismo tono irreverente Rictus interpretó con vestuario del personaje El principito la historia de cuando el niño llegó a la edad de la punzada y visitó planetas donde se encontró a Darth vader, al presidente Peña Nieto y al empresario Carlos Slim.

Para encontrar libros que marcan la vida, las personas podría conectar a la electricidad un libro impreso durante toda la noche y cuando llegué a una temperatura alta por la mañana, la persona lo abre y presiona contra su cara, quedará marcado. Estas y otras graciosas instrucciones se encargó de dar Magú con lo que el público se divirtió de principio a fin en la sesión.