Entregan Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances a Magris

Al término del acto protocolario se realizó el corte de listón del pabellón de Argentina en FIL.
El homenajeado tomó la palabra primero en español y luego en italiano
El homenajeado tomó la palabra primero en español y luego en italiano (Nacho Reyes)

Guadalajara

Dentro del marco de la inauguración de la edición 28 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), Rafael Tovar y de Teresa presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), entregó a Claudio Magris el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances. El discurso del destacado escritor en el que reflexionó sobre este oficio y que incluyó anécdotas que han influido en su trayectoria, finalizó con un toque humorístico.

“¿Por qué se escribe? Por tantas razones: por amor, por miedo, como protesta, para distraerse ante la imposibilidad de vivir, para exorcizar un vacío, para buscarle un sentido a la vida. A veces para establecer un orden, otras para deshacer un orden preestablecido; para defender a alguien, para agredir a alguien. Para luchar contra el olvido, con el deseo –tal vez patético pero grande y apasionado– de proteger, de salvar las cosas y sobre todo los rostros amados, de la abrasión del tiempo, de la muerte. Escribir es también un intento de construir un Arca de Noé para salvar todo lo que amamos, para salvar –deseo vano e imposible, quijotesco pero inextirpable– cada vida”, dijo el escritor quien continuó diciendo “no sé qué color tenga este grácil y maltrecho barquito de papel que podemos construir con nuestras palabras; sabemos que está destinado a hundirse pero no por eso dejamos de escribir. Y si se hunde, su escritura no será de color negro, que es ausencia de color, sino blanco, o sea la unión de todos los colores”, subrayó.

Durante la ceremonia Rafael de Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) dijo sentirse honrado de recibir a Argentina a quien se refirió como país hermano y agregó que: “La FIL nos convoca a todos, el libro los convoca alrededor de la palabra, del diálogo el intercambio de ideas de todas las visiones del mundo. México conmemora el centenario de tres figuras Paz, Huerta, y Revueltas. Argentina Casares y Cortázar. Aquí germinó el universo "argimex", recordaremos a Gelman quien falleció en México", subrayó”.

Al referirse a Claudio Magris, mencionó que "hoy la FIL reconoce a un autor que ha visto la cultura y ha reflexionado sobre ella, Magris un apasionado en la búsqueda del conocimiento. Nos transporta con su prosa diáfana en donde el imaginario no conoce límites, lo podemos ver como diario, autobiografía o libro de viajes.

Describe un universo fragmentario, formado de paisajes diversos, de historias colectivas, su recorrido por el Danubio es un recorrido por las distintas lenguas, retrato de multiplicidad de un continente. "Hoy en estos tiempos celebramos que FIL sea un foro de luz que nos permita reencontrar a través de la cultura, esa unidad necesaria".

Por su parte el homenajeado tomó la palabra primero en español y luego en italiano. Además de reiterar que "este premio corona el gran acogimiento que ha tenido mi obra los países de habla hispana", desplegó un entrañable discurso en el que habló de algunos elementos que han sido esenciales para la creación de su obra, que no sería nada si no hubiera conocido a tanta gente y leído a tantos escritores, rememoró la forma en cómo fue escribiendo su novela El Danubio y su viaje con la familia a Eslovaquia, en el que concibió algunas ideas para el mismo.

Magris finalizó con un comentario humorístico en el que dijo que de acuerdo a una tradición antigua quien ganaba un premio se compraba un tonel de vino, el dijo que con este premio se comprará muchos toneles y los beberá a "la salud de todos ustedes", con lo cual se ganó los aplausos y la simpatía de todos los presentes. Al término del acto protocolario se realizó el corte de listón del pabellón de Argentina en FIL.

Durante el acto estuvieron presentes también Patricia Martínez, representante del jurado calificador del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances; la embajadora Magdalena Faillace; Ramiro Hernández, alcalde de Guadalajara; José Ramón Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Salvador Jara Jarero, gobernador de Michoacán, entre otros.