Llega La Veritá con corta temporada al Diana

Desde Suiza la Compañía Finzi Pasca se presentó anoche y deslumbró a los tapatíos. 
Una excelente producción acompaña a este espectáculo.
Una excelente producción acompaña a este espectáculo. (Violeta Quevedo Pinson)

Guadalajara

El espectáculo multidisciplinario La Veritá dejó asombrado al público asistente en el Teatro Diana, el cual no mostraba más de una cuarta parte de su capacidad. Poco después de las 21:00 horas es que Igor Lozada, Secretario de Vinculación y Difusión Cultural dio la bienvenida y a nombre de la compañía dedicó la función a un integrante que hace dos días había fallecido.

Está inspirada casi en su totalidad por Salvador Dalí, el gran pintor surrealista. Especialmente, el telón que Salvador Dalí pintó en 1940 para el montaje de Tristán e Isolda en Nueva York es el único que se aprecia fijamente en algunos momentos; el resto de la obra los 11 artistas en escena van recreando otras ilusiones, otros lugares y otras alegorías.

Los cuadros no tienen una ligadura secuencial, pero todos y cada uno resultan asombrosos, llenos de equilibrio, poética y una delicada elegancia. Esto resultado de una sensible dirección artística y escénica. Algunos de estos cuadros tenían la unión de dos personajes que hablaban en español, que además de comentar sobre el telón que siempre bajaba con su presencia, hacían reír al público. Artistas que más que su evidente dominio corporal, tenían una agilidad y una estética muy especial; pues su director Daniele Finzi Pasca lleva a entrenamiento “un teatro de la caricia”: técnica de gesto invisible y estado de ligereza. Además de mostrar clown, también se escuchó la música que ellos tocaban, realizaron acrobacia en el piso y en el aire, canto, malabarismo, contorsión y diferentes tipos de danza.

Una excelente producción acompaña a este espectáculo, pues no solo todas las coreografías son acordes, también su iluminación unió de manera armónica la obra otorgando contraluces, líneas, colores y composiciones que parecían ser un actor más. La música de acompañamiento también otorgó al público momentos de contemplación unidos a la sencilla escenografía que sorprendentemente utilizó las bambalinas para cortar el escenario dando oportunidad a otras escenas y otras imágenes. Así mismo por el escenario hubo aros de muchas medidas, cientos de corchos, pelotas de diferentes tamaños, rinocerontes, un toro, dientes de león y hasta una rueda gigante de diseño único que fue una de las más grandes atracciones. Un vestuario versátil, pues siguió a los artistas en sus necesidades e igualmente supo lucir con equilibrio.

Y después de las 2 horas que duró el espectáculo, con emoción y pasión los artistas se despidieron y agradecieron al público.

La Veritá tendrá una breve temporada en el Teatro Diana:

Sábado 03 de diciembre 2016 a las 21:00 horas.

Domingo 04 de diciembre 2016 a las 12:00 y 18:00 hrs.

Los boletos van de $250 a $1,700.

GPE