Juanes de ficción. Juan Rulfo y Juan José Arreola, para estudiosos y curiosos

El libro aborda la cosmología maliciosa y llena de dobles filos de ambos maestros.
Presentación de Juanes de ficción. Juan Rulfo y Juan José Arreola de Dante Medina.
Presentación de Juanes de ficción. Juan Rulfo y Juan José Arreola de Dante Medina. (Cortesía Ruth Rosas)

Guadalajara

Dante Medina es el escritor de Juanes de ficción. Juan Rulfo y Juan José Arreola, una obra compilatoria sobre la obra de los jaliscienses, en las que se muestran datos jamás expuestos de su vida. La obra fue presentada en el último día de la edición treinta de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el autor estuvo acompañado de Alejandro Cruz Sánchez, Alejandro Ostoa y José Ruiz Mercado.

El libro aborda la cosmología maliciosa y llena de dobles filos de estos maestros, que manejan a dos manos la ambigüedad y la precisión, el libro está compuesto por ensayos, documentos, recuerdos, anécdotas de los amigos cercanos de los autores, un guión, y por qué según Dante Medina, Juan Rulfo no escribió más.

Alejandro Ostoa señaló que en Juanes de ficción no solamente se encuentran Rulfo y Arreola, sino una infinidad de reconocidos talentosos, que en su mayoría se encuentran en el rosario o en las urnas democráticas, en las que se respetó el voto de los electores, quienes decidieron permanecer en cenizas pero todos ellos en la memoria de Dante Medina y el encuentro con los lectores.

Durante la presentación del libro el escritor jalisciense, contó anécdotas de los autores que trata dentro de su obra, mencionó que los dos autores fueron muy engañosos, que siempre mentían sobre datos exactos, o decían jamás haber estado a lugares de donde pertenecían, entre otras cosas. Comentó que el libro está hecho con el ánimo de hacer una aportación, para hablar de aquello que aún no se ha dicho sobre los autores, y que es una obra para estudiosos y curiosos de la materia.

Por otra parte se mencionó que Rulfo más allá de ser un escritor fue un excelente fotógrafo, y que de tan altura era su obra, que llegó a ser expuesto en una galería de París.

Comentó que el que sabe leer percibe y tiene la información, que si le quita la pasión se puede llegar a conclusiones asombrosas. “El que sabe leer lo sabe todo, solo es cuestión de tiempo, si uno ignora algo y sabe leer, está a un paso de saberlo, solo hay que ponerse a leer, no tiene mayor gracia”, recalcó el autor.

Al final el autor se dio tiempo para contestar preguntas y firmar libros a los asistentes.

GPE