La tragedia que marcó la vida de Juan Gelman

La esposa, la nieta y el colega del periodista entrelazaron sus experiencias en la búsqueda  de familiares asesinados y desparecidos.
Juan Gelman en una conferencia de prensa en Uruguay en marzo de 2012.
Juan Gelman en una conferencia de prensa en Uruguay en marzo de 2012. (AFP)

Guadalajara

El salón C de la Expo Guadalajara sirvió de foro para la conferencia Juan Gelman: hombre del periodismo y los derechos humanos, con la participación de Horacio Verbistky, Mara Lamadrid y  Macarena Gelman, esposa y nieta del homenajeado, respectivamente. Pero también fue escenario de una manifestación viviente por parte de los ponentes que mostraron una manta con 43 estudiantes a manera de introducción.

Verbistky, quien trabajó durante 50 años con el poeta, al principio de la sesión anunció que harían lo que Juan hubiera hecho “no hablar de de él sino de México y de los 43 desaparecidos de Ayotzinapan”. Con cautela los tres ponentes desdoblaron un póster a color que sostuvieron a la vista del público. La imagen mostró las figuras de 43 estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires, una fotografía actual en la que sostenían la bandera de México y la de Argentina exigiendo que aparezcan con vida sus colegas. 

Ante el asombro de los asistentes, el expositor espetó “que sea un punto de inflexión en la historia contemporánea de México como un nunca más que hemos dado en la Argentina, y que aquí se hace absolutamente imprescindible”. Enseguida dio paso a la conferencia que hiló la serie de acontecimientos que Gelman y su esposa Mara hicieron en torno al asesinato de su hijo Marcelo y de su nuera María Claudia, que eran adolescentes, y el despojo de su nieta Macarena que en un final feliz, dijo, ésta última fue recuperada con vida y estuvo presente en el evento. 

Gelman escribió mucho sobre la tragedia de la que fue víctima, pero solo la maravillosa calidad de su poesía pudo haber relegado a un segundo plano de la consideración pública, su obra periodística, expresó Verbistky quien compartió el oficio periodístico en el Diario Página 12, en donde Gelman escribió prácticamente el último día de su vida.

“Es una lástima que Juan no haya escrito la historia de esa búsqueda, es una investigación periodística”, apuntó el escritor argentino quien fue interlocutor entre los hechos históricos que Mara y Macarena relataron.