Guillermo Arriaga presenta El salvaje en la FIL 2016

Julián Herbert dijo que los temas que más destacan en la novela son la familia y la construcción del imaginario de lo que una familia puede ser
Guillermo Arriaga presenta El salvaje en la FIL 2016
Guillermo Arriaga presenta El salvaje en la FIL 2016 (Ruth Rosas)

Guadalajara

La tarde del lunes, el escritor, productor y director de cine, Guillermo Arriaga, presentó su nueva novela El Salvaje en las instalaciones de Expo Guadalajara. Con sala llena por una audiencia entusiasmada que se formó minutos antes de las seis de la tarde, el autor, acompañado por Julio Trujillo a cargo de la presentación, Julián Herbert y Guadalupe Nettel, compartió con el público sus impresiones personales sobre el nuevo trabajo de Arriaga.

Editada por Alfaguara, la novela se desarrolla en la década de 1960 y narra la vida de Juan Guillermo, un adolescente que en poco tiempo pierde a su hermano Carlos, a su abuela y a sus padres. Los culpables son un grupo de católicos fundamentalistas que están convencidos de que su papel en el mundo es limpiarlo de la escoria de la sociedad. Están coludidos con el comandante Zurita, quien molesto con Carlos, lo asesina por lo cual Juan Guillermo decide vengarse.

Julio Trujillo comentó que Arriaga, autor también de los guiones de Amores perros, 21 gramos y The burning plain, tardó cinco años en escribir esta novela por lo cual se ausentó de la esfera pública. También la describió como uno de los trabajos más logrados y ambiciosos del autor.

Así mismo lo consideró Julián Herbert, quien reafirmó que la apuesta y el riesgo asumido en esta novela, “la coloca por encima de todas las formas narrativas que ha producido hasta ahora. Creo que este libro lo supera por mucho en ambición y madurez”.

Julián Herbert identificó algunos temas para describir la novela, como la familia y la construcción del imaginario de lo que una familia puede ser. Otro es la memoria, las cicatrices como metáfora de la insensibilidad que producen, adormeciendo la posibilidad de sentir de cada personaje.

Señaló también la identificación de una investigación introspectiva de parte del autor en el que se puede notar la experiencia casi autobiográfica y personal impresa en las letras.

Al momento de su intervención Guillermo Arriaga, de pie para hablar y poder ver a todo el público, agradeció la presencia de los panelistas, reconociéndose admirador tanto de Guadalupe Nettel como de Herbert, confesó que también le sirvieron de inspiración para este nuevo trabajo.

Para él, el lector es como la casa de los libros y espera que este libro se quede en los lectores por mucho tiempo. Describe su novela como el periplo de un adolescente huérfano y solitario desde los 17 años, que pierde a toda su familia y para reponerse a su situación contará con el amor y la amistad de sus amigos, que le ayudarán a decidir si vale la pena o no, vengarse, amigos para quienes se usó el nombre de algunos amigos del mismo Arriaga.

Para Guadalupe Nettel se trató de una novela que se puede leer con mucha fluidez, esto gracias a la escritura rítmica que caracteriza al autor; una novela permeada por una profunda soledad que viene desde que Juan Guillermo se encontraba en el útero de su madre.

A manera de conclusión, Guillermo Arriaga dijo que el libro está basado sobre todo en vivencias no necesariamente suyas que fueron unidas por la imaginación y entusiasmó al público a permitir que se dejaran llevar por la novela hacia lugares que no han imaginado.