Funcionarios aseguran que no se puede medir el impacto de políticas culturales

Exponentes del coloquio que se realizó en el marco de la FIL no respondieron preguntas de los asistentes.
Llenan el foro del cuarto Coloquio Internacional de Políticas Culturales 2014
Llenan el foro del cuarto Coloquio Internacional de Políticas Culturales 2014 (Arllete Solano)

Guadalajara

Poco más de 180 personas llenaron el foro del cuarto Coloquio Internacional de Políticas Culturales 2014, “Iberoamérica ante la complejidad cultural contemporánea”, que rindió homenaje al teórico Nestor García Canclini. A lo largo de casi dos horas de ponencia con autoridades internacionales en la materia, el aula se fue vaciando hasta quedar a la mitad de su capacidad y los asistentes que permanecieron tuvieron menos de diez minutos para interactuar y quedaron sin respuestas concretas del cómo es que la cultura puede ser el factor generador de cambios en las distintas sociedades, y en especial a México se le cuestionó el marco legal en materia cultural.

En lugar de Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), sin previo aviso se presentó Jorge Von Ziegler, responsable de la recién presentada agenda digital lanzada por la institución; así también la presencia de Teresa Parodi, titular del primer Ministerio de Cultura en la historia Argentina fue una grata sorpresa para los asistentes. Además participó José María Lasalle Ruiz, político, escritor y académico español; el poeta y funcionario cultural de Brasil, Fabiano Dos Santos; y Elizabeth Fonseca Corrales, diputada de Acción Ciudadana de Costa Rica.

El panel bajo la conducción de Eduardo Nivón recorrió el amplio panorama de las políticas culturales desde el frente institucional. Al final, Fonseca Corrales concluyó que la evaluación de resultados es uno de los temas más difíciles en materia cultural. Se preguntó "¿cuántas personas pobres vinieron a la FIL?", y señaló que en su partido se están acercando a bancos internacionales a elaborar índices complejos del impacto de su quehacer.

Por su parte Parodi dijo que la práctica provee de material para volver a pensar las políticas culturales y que en su país desarrollaron un Sistema de Información Cultural Interactivo que ayuda en la medición de las acciones reales pues "los medios de comunicación han creado en Argentina un país virtual, que no tiene que ver con el país real" y aseguró que "los países de la América Latina están resistiéndose a la globalización aferrándose a su cultura y por eso seguimos vivos".

En contraparte Von Ziegler apuntó que las corporaciones, industrias creativas y plataformas culturales en México operan de manera autónoma y sustituyen la labor de las instancias gubernamentales, lo cual "es un tema de soberanía nacional que deja de ser un asunto con manejo y visión de los estados en materia de libros, digitalización, museos y otros temas".

Lasalle Ruiz, apoyó  la funcionaria costarricense en la importancia de evaluación de resultados y en su opinión cuando se alcanza un modelo de apoyo a la cultura en una lógica transversal amplia, es normal que afloren problemas rezagados que trascienden la política. En Europa es a lo que se enfrentan actualmente, comentó. "En España se ha desarrollado un plan de seguimiento estratégico de todos los programas. Tenemos al mismo tiempo, una estructura de estadística retrasada al ejercicio presupuestal previo y presente, ahora están en el análisis de las políticas culturales 2012".