Entregan medalla Carlos Fuentes a Nélida Piñón y Sergio Ramírez

A partir esta edición y en lo sucesivo, todos los escritores que inauguren el Salón Literario serán distinguidos con esta presea, anuncio Raúl Padilla López
La apertura del Salón Literario protagonizada por Nélida Piñón y Sergio Ramírez finalizó con la entrega de la medalla Carlos Fuentes
La apertura del Salón Literario protagonizada por Nélida Piñón y Sergio Ramírez finalizó con la entrega de la medalla Carlos Fuentes (Nacho Reyes)

Guadalajara

La apertura del Salón Literario protagonizada por Nélida Piñón y Sergio Ramírez finalizó con la entrega de la medalla Carlos Fuentes que a partir de esta edición y en lo sucesivo recibirán por parte de la Feria Internacional del Libro todos los autores que lo inauguren, según lo anuncio el presidente de la feria Raúl Padilla López.

Durante la charla que albergó un auditorio Juan Rulfo que lució lleno y en la que Rosa Beltrán fue la moderadora, la autora brasileña y el escritor nicaragüense, reflexionaron sobre el mito en la escritura, las fronteras y el caos del que se desprende la obra de arte.

Además de manifestar su satisfacción por encontrarse en Guadalajara, entre los varios temas que comentaron Ramírez, quien recientemente recibió el Premio Carlos Fuentes de Literatura, habló de la dificultad de comercialización de obra que enfrentan escritores de países muy pequeños como el suyo, mientras que Piñón dijo que "Brasil también es un país periférico", debido a que además de los portugueses y brasileños, pocas personas hablan portugués.

"La escritura es un acto permanente de esquizofrenia, porque el escritor está en el alma del que personaje y en la propia, el lenguaje es el medio a través del cual se logra eso, en La fugitiva retomo el personaje de Chavela Vargas, al hacerla hablar recuerdo todos sus diálogos, basado en grabaciones que he escuchado de ella", dijo Ramírez y anuncio que en este momento está escribiendo la novela Sara en homenaje a Piñón que pronto editará Alfaguara.

Por su parte Piñón comentó que el escritor cuando escribe lo hace para apropiarse del mundo sin prejuicios, "en el confluyen hombres, mujeres sin distinción, ni prejuicios, ni fronteras", subrayó la autora. Los aplausos, las risas y muestras de simpatía a los autores por parte del público se dieron a lo largo de toda la sesión.