Eduardo del Río autopresenta su libro “Rius en pedacitos”

El autor explicó el origen de su ateísmo y otras cuestiones que le planteó el público.
Eduardo de Río abrió con preguntas la presentación de su propio libro.
Eduardo de Río abrió con preguntas la presentación de su propio libro. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Apenas tomó la palabra, el dibujante de la reflexión izquierdista, vegetariana y liberal Eduardo de Río tomó el micrófono en la presentación de su propio libro y abrió con preguntas. La primera fue “¿se persignaron? Porque lo que va pasar aquí es serio. Voy a hacer lo posible por hacerlos vegetarianos a todos”, el siguiente cuestionamiento puso a prueba el conocimiento de sus lectores “¿conocen tres editoriales mexicanas?”.

Expresó que el libro “Rius en pedacitos”, publicado por la editorial oaxaqueña Almadía, es ligero, y está dedicado a la gente de Oaxaca donde reside con su familia desde hace un año y se siente contento porque, según sus palabras, han cuidado su cultura, al grado que aleja a las cadenas de comida procesada y marcas transnacionales lo más lejos de su entorno.

Autor de La panza es primero, y Filosofía para principiantes, entre muchos más, a sus 80 años mantuvo un diálogo ameno con profundo sentido reflexivo, que impregna del sello que ha marcado su estilo. Su presentación fue un diálogo fluido que versó sobre su vivencia en Oaxaca, su postura atea y hasta de la reforma educativa del gobierno actual. “Hay muchos que por mi culpa se han vuelto ateos, y eso me da un gusto enorme. No sé si logran captar la felicidad en mi rostro cuando me declaro ateo”, comentó con ligereza.

Permitió preguntas y la primera fue "¿qué lo hizo ateo?" que vino por parte del público que llenó por completo la sala de presentación. Narró su paso por el seminario salesiano en un colegio católico, y aseguró que “afortunadamente se salvó la iglesia o al revés, habrá que aclararlo en su momento”, dijo. También señaló la falta de revistas de humor político, erótico, negro y doble sentido que es su especialidad.