Carmen Ollé trajo desde Perú sus Noches de Adrenalina

El poemario fue publicado en 1981 y en la FIL lo distribuye Petirrojo.
El libro “Noches de Adrenalina”, publicado en 1981, es distribuido en la FIL por Petirrojo.
El libro “Noches de Adrenalina”, publicado en 1981, es distribuido en la FIL por Petirrojo. (Cortesía)

Guadalajara

La poetisa peruana Carmen Ollé (1947) se presentó anoche en el Salón de Poesía, en donde leyó una serie de poemas de su libro Noches de Adrenalina, publicado en 1981 y distribuido en la FIL por Petirrojo.

Al iniciar su intervención, hizo una aclaración diciendo que su poesía está inscrita en el rubro de “Poesía escrita por mujeres”, que se refiere a las mujeres que escriben desde otro ángulo social.

Una poesía de nostalgia por este mundo que se desvanece poco a poco, que contiene un grado de ironía hacia los esquemas sociales del capitalismo: “las mujeres confiamos mucho en las cremas”.

Además, sus poemas se refieren a una experiencia erótica mutilada por la sociedad y a la fugacidad de las cosas, como el viaje de un día y una noche que hizo a Praga con una amiga en donde comieron en el café Kafka, del que dijo que su amiga “tómo muchas fotos y todas se velaron; sólo quedó este poema”, el cual pasó a leer de inmediato.

Uno de los versos que podrían mostrarnos claramente su visión de la vida: “Una elegante silla rota está en el recibidor”.

GPE