Carlos Franz habla de su novela Si te vieras con mis ojos en la FIL

La novela es una historia ambientada en Chile a finales del siglo XIX, en la que convergen el pintor Johan Moritz Rugendas, la escritora Carmen Arriagada y el científico Charles Darwin.
Carlos Franz habló de su novela Si te vieras con mis ojos.
Carlos Franz habló de su novela Si te vieras con mis ojos. (Cortesía Ruth Rosas )

Guadalajara

Carlos Franz estuvo presente en el marco de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara (FIL) para platicar sobre este nuevo trabajo, acompañado del escritor colombiano Carlos Granéz. En el diálogo establecido el domingo por la tarde ante una audiencia reducida, Franz platicó que él quería escribir una historia de amor pero no se sentía con la experiencia suficiente para escribir una novela. El primer acercamiento que tuvo con sus personajes fue a través de su madre, quien le regaló la biografía de Rugendas, en la cual descubrió sus aventuras como pintor viajero que al recorrer América Latina y su historia de amor imposible con la escritora Carmen Arriagada.

A esta historia de amor real, Franz sumó a Charles Darwin como “un joven de 25 años, ingenuo casi seguramente virgen”, quien fue seducido por Carmen como una venganza a Rugendas. En este triángulo amoroso, imaginado magistralmente por el autor, tanto Darwin como Rugendas se verán enfrentados al amor desde su misma naturaleza: uno como pintor apasionado y fascinado por cada una de las mujeres de sus cuadros. Y el otro desde su formación absolutamente científica, que en lugar de sentir y contemplar la naturaleza que lo rodea, la estudia y la comprende. Para Carlos Franz fue una manera de enfrentar el Romanticismo y la Ilustración.

Franz no define su novela como una novela histórica; para él, no era de interés usar unos personajes e inventar una historia para ayudar al lector a comprender cierta etapa de la historia de Chile. Buscó y logró hacer de la historia una herramienta secundaria, que le ayudara a reconstruir y comprender a sus propios personajes. Esta novela está escrita en segunda persona en la que ocasionalmente interviene la voz de Carmen, que se dirige a Rugendas para dictarle sentencias, órdenes y reflexiones.

La novela ganadora del premio Bienal de Novela Vargas Llosa se encuentra para su venta en el stand de la editorial Random House en la FIL Guadalajara.

GPE