BEF presentó el cierre del ‘Tiempo de Alacranes’

Bernardo Fernández terminó su saga policiaca con el título Azul Cobalto
BEF presentó el cierre del ‘Tiempo de Alacranes’
BEF presentó el cierre del ‘Tiempo de Alacranes’ (Luis Addams Torres)

Guadalajara

BEF, como se le conoce cariñosamente, en su paso por las letras va de las novelas de ciencia ficción y fantasía, los cómics y la novela policiaca, con los cuatro libros de Tiempo de Alacranes como uno de sus títulos más entrañables.

Esta vez en Azul Cobalto el tema es el “tráfico y falsificación de piezas de arte, Lizzy Zubiaga quien es originalmente una narcotraficante sinaloense se va moviendo a otros delitos y decide meterse en ese negocio a partir de unos cuadros de Siqueiros y este es el pretexto para que se vuelva a enfrentar con la detective Andrea Mijangos y poder contar con su tercer enfrentamiento en la serie y en el cuarto volumen”, platicó en entrevista.

“Creo que cada una de las entregas ha sido progresivamente más fluida, me ha permitido ir conociendo los personajes así que cada ejecución me permite que fluya de mejor manera, cada libro ha sido más sencillo” describió.

Sobre elegir a una mujer protagonista en esta serie de novelas, la decisión fue “por varias razones, lo femenino siempre había sido un misterio para mí porque yo crecí en un mundo de casi puros hombres. Me propuse el reto de escribir esta novela de modo que me robara la voz narrativa de una mujer, yo no quería que pareciera que era un travesti en el sentido de un hombre vestido de mujer sino que se sintiera como una voz femenina muy sólida, ese fue mi planteamiento y mi reto”, el resultado ha sido positivo contando el éxito que tienen las publicaciones.

En Azul cobalto, las obras de Siqueiros también se vuelven protagonistas. “Para la novela escogí que los cuadros falsificados de la historia fueran de él porque en mi familia siempre circuló esta historia de que, cuando Siqueiros anda huyendo después del atentado fallido contra Trotsky, va y se refugia en la Sierra de Guerrero y ahí cuenta la leyenda que pintó un montón de cuadros de caballete, esto nunca ha sido confirmado pero era una idea que me parecía muy bonita como para explorarla, y buscar que sucedería si esos cuadros existieran, cuanto valdrían si se encontraran en buen estado y a partir de eso construyo la historia”.

Agregó que la novela policiaca, aparte de las muchas cosas que hago, ha sido muy generosa conmigo, me ha abierto las puertas del mundo editorial, me ha permitido tener una posición privilegiada como autor de tener una publicación continua”.

Y finalizó con un mensaje, “invitar a que la gente se acerque a los libros, que se den una vuelta a la FIL, yo estoy seguro de que hay un libro para todos, mi invitación es que se acerquen y lo busquen, lean muchas primeras páginas hasta que encuentren esa que los va a conectar con la lectura”.

MC