Alrededor de 79 millones de pesos recaudó FIL 2014

De 667 mil visitantes, la mitad fueron jóvenes, señaló el presidente de la feria, Raúl Padilla López.
Autoridades de FIL Guadalajara presentan balance de los nueve días de la feria
Autoridades de FIL Guadalajara presentan balance de los nueve días de la feria (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Raúl Padilla López, presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara informó que este año están cerrando con cerca de 79 millones pesos recaudados en los nueve días de la feria que hoy llega a su fin en su edición número 28.

Esta mañana en rueda de prensa, se anunció que la juventud está siendo el gran activo pues de los más de 767 mil asistentes a esta edición, más de la mitad son jóvenes y 160 mil niños. Aportó que en estos días se realizaron transacciones por un volumen de unos 41 millones de dólares aunque aún no se tiene definido cuanto corresponde a ventas al público, negocios y profesionales. En próximos días esos datos los proporcionarán las editoriales.

Siendo los jóvenes el principal elemento de la FIL y su canal es mayormente electrónico, Marisol Shulz, directora de la feria, dijo que pretenden fomentar la lectura en cualquiera de los formatos, y consideró que “la realidad electrónica ahí está”, llama la atención que la mayor plataforma editorial del continente tenga un área representativa del libro electrónico. De 1900 editoriales presentes, 26 tienen su filial en el área virtual.

Tonatiuh Bravo Padilla acudió al encuentro con los medios en el último momento y habló de lo que queda, que es “una experiencia de disfrutar las letras y la cultura de Argentina. Cerramos juntos la conmemoración de centenario de Julio Cortázar, los treinta años de su fallecimiento y 30 años de Rayuela. Nos quedamos con las exposiciones de arte en MUSA, en el Instituto Cultural Cabañas”.

La diversidad de voces de Argentina se mostraron en la edición 28 de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara que no hubieran sido posible sin el público mexicano, gente cálida, participativa que nos apelaba y generaba una calidez enorme en los pabellones, dijo Magdalena Faillace, directora de los Asuntos Culturales de la Cancillería argentina.