• Regístrate
Estás leyendo: Un legado de arquitectura mexicana
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 09:13 Hoy

Un legado de arquitectura mexicana

Para Teodoro González de León la arquitectura era mucho más que un oficio o una profesión, era una forma de vida. Y bajo esa premisa asumió siempre su quehacer arquitectónico.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Desde sus años de estudiante Teodoro González de León ya trabajaba. Lo hizo con sus maestros Carlos Lasso, Carlos Obregón Santacilia y Mario Pani. Siempre consideró que esta formación, que une la enseñanza teórica con la práctica, era la ideal.

Posteriormente, el arquitecto trabajó año y medio en el taller de Le Corbusier, experiencia que le representó sumergirse en la verdadera arquitectura. De él aprendió que en esa disciplina no hay Mozarts, que la precocidad no se da y que lo importante es forjar una larga trayectoria. Esto último se lo tomó muy en serio; trabajó durante 74 años y hasta el último día de su vida.

A pesar de su experiencia, la arquitectura aún le parecía difícil; siempre había que hacer algo nuevo. Gracias a los conocimientos acumulados exploraba más aspectos arquitectónicos que le costaban resolver.

Varias veces se llegó a decir “esto no me va a salir”, pero esa dificultad era una oportunidad para entender cosas nuevas. Ver arquitectura, reciente y antigua, reiteradamente, con generosidad, era también para él una manera de entenderla. Y a eso dedicó gran parte de sus viajes.

Añoraba la época en la que las cosas se hacían a lo grande, así es que él nunca se tocó el corazón para dotar a la ciudad de obras que la enaltecieran. Pensaba que a través de sus obras un arquitecto debía hacer ciudad, dejar una huella urbana. Él lo hacía mediante la articulación de sus edificios con el contexto, haciendo que el espacio público penetrara en ellas.

Ante todo, la arquitectura de Teodoro González de León es formal. Sus estructuras generan el espacio convirtiéndose en una envolvente de concreto o vidrio, materiales que constituyen el único color de sus obras. A través de la luz esas formas se enriquecen y vibran.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.