• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 19:05 Hoy

Recomendaban combatir la influenza con coñac

Si no se contaba con el veneno estricnina, podía usarse el licor mezclado con leche, informó La Opinión el 23 de octubre de 1918.


1 / 2
Publicidad
Publicidad

Cecilia Rojas

La Opinión siempre vanguardista, logró conseguir el texto del comunicado emitido por los países teutones a Estados Unidos, en el que se fincaba una postura sobre el conflicto bélico.

"El Imperio Alemán, representado en su actual gobierno, espera que Estados Unidos de Norte América, no aprobarán ninguna demanda que pudiera ser irreconciliable con el honor del pueblo germano", decía el primer párrafo.

Seguía enfatizando que de no ser así, seguro la paz no sería duradera, protestaban los orgullosos teutones por los cargos ilegales que se les imputaban, donde los calificaban de inhumanos y hasta negaron andar torpedeando barcos nomás por cocorear.[OBJECT]

Esto es particularmente interesante, ya que por el hundimiento del barco gringo Lusitania, que se les achacó a los alemanes, EU ingresó a al guerra y fue el país que decidió la inclinación de la balanza, muy mal por cierto, pero así fue.

También negaban andar destruyendo propiedades privadas, sin que tal vez recordaran los bombardeos. Básicamente estaban conformes con lo que decía Wilson, e incluso ya se jactaban de elegir gobernantes por medio del voto popular. Y ese material, era el que iba a recibir Estados Unidos.

Aún con todo eso, el generalísimo Pershing en uno de sus informes, hablaba de que las tropas alemanas estaban integradas por nuevos soldados y nuevas divisiones, estos eran los que aún traían empuje.

De la capital llegaba una carta del general y médico José María Rodríguez, dirigida a Rosendo Guerrero, fundador y director de La Opinión, con medidas preventivas para combatir la gripe.

Indicaba el cuerpo del texto, que una de las más fuertes señales de la enfermedad era la depresión del cuerpo, el cansancio, la laxitud y que para eso se tenía que fortalecer nada más y nada menos que con un veneno: la estricnina. Y si no había nada más, coñac con leche. Información que cura.

Por cierto el Comité Sanitario decía que ya como para dentro de una semana, según esperaban ellos, la peste se iba a ir de la ciudad.

Por cierto, el diario Excélsior de el DF, donó para Torreón cinco kilos de pastillas alcanforadas. Un gesto muy amable.

En la sección editorial de La Opinión, se hablaba de que no era buena idea aplazar las elecciones en la ciudad de Torreón.



dcr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.