• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué los no creyentes también descansan en Semana Santa?
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 15:04 Hoy

¿Por qué los no creyentes también descansan en Semana Santa?

En opinión de algunos creyentes, quienes no profesan la religión cristiana deberían trabajar en estas festividades religiosas. ¿Qué dicen las leyes al respecto?


Publicidad
Publicidad

En años recientes, cada vez que se avecinan las vacaciones de Semana Santa una porción de los creyentes católicos ponen en tela de juicio el que los no creyentes o quienes profesan alguna otra religión también gocen de los días de asueto que tienen un origen eminentemente religioso.

¿Qué argumentos existen a favor y en contra de esta controversia?

TE RECOMENDAMOS: Estatua de Jesucristo honra a prisioneros de conciencia.

Para entrar en esta polémica, primero hay que aclarar que ni el jueves ni el viernes santos ni el sábado de resurrección son días de descanso obligatorio, pues la Ley Federal del Trabajo en su artículo 74 señala que: “Son días de descanso obligatorio: el 1º de enero; el primer lunes de febrero, en conmemoración del 5 de febrero; el tercer lunes de marzo, en conmemoración del 21 de marzo; el 1º de mayo; el 16 de septiembre; el tercer lunes de noviembre, en conmemoración del 20 de noviembre; el 1º de diciembre de cada seis años, cuando corresponda a la transmisión del Poder Ejecutivo Federal; el 25 de diciembre, y el que determinen las leyes federales y locales electorales, en el caso de elecciones ordinarias, para efectuar la jornada electoral.

Entonces, es por uso y costumbre y considerando que, según el panorama de religiones en México publicado por el INEGI en 2010, cerca de 85% de la población mexicana profesa la religión católica que dichas fechas, consideradas para los creyentes como “días de guardar”, se marcan en el calendario como días de asueto de un "carácter público".

Ahondando en el tema, MILENIO conversó con la abogada Rafaela Sánchez Ramírez —quien, además, profesa la religión católica—, para saber el punto de vista de las leyes mexicanas con respecto a esta controversia.

TE RECOMENDAMOS: Diez apps para sobrevivir a las vacaciones.

“En realidad, esos días no están señalados como días de descanso obligatorio por la ley y depende del criterio de cada empresa respetarlos como feriados. Así que el que los días jueves o viernes santos, o los días que le anteceden en esa misma semana, se concedan como días de asueto dependerá del criterio del empleador o de la institución en la que uno labore; pero la realidad es que, como están marcados en el calendario y por la tradición como feriados, aunque la ley no los marque como obligatorios, en general se conceden como días de descanso”, señaló la abogada.

“Algo similar sucede con el 12 de diciembre, que es una festividad religiosa que muchas empresas otorgan como un día feriado. Actualmente, los días de descanso son públicos, no religiosos. Y la ley es única y una sola, y no puede hacer distinciones por cuestiones religiosas; es decir, si alguien no es cristiano y por esa razón se le obligara a trabajar un día concedido como de descanso a los demás, se estaría cayendo en discriminación por cuestiones de credo, la cual está penado por la ley”, concluyó.

Como comentario al margen y desde su fe católica, la licenciada Sánchez señaló que “sólo las personas realmente comprometidas con su fe llevan a cabo los ritos y las tradiciones religiosas, propias de estos días tan importantes en la liturgia católica; quienes no lo son, sólo se van de fiesta, a la playa, de paseo o descansan en su casa. Pero eso es una cuestión individual y cada quien decide qué hacer en esos días, sea uno creyente o no”.

FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.