• Regístrate
Estás leyendo: Piden retirar los pokémon de centrales nucleares en Japón
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 23:21 Hoy

Piden retirar los pokémon de centrales nucleares en Japón

Tokyo Electric Power pidió a los operadores de Pokémon GO evitar que los populares monstruos aparezcan en centrales nucleares, luego de que hallaron al menos a uno en una de sus plantas.

Publicidad
Publicidad

La empresa propietaria de la accidentada central nuclear de Fukushima en Japón, Tokyo Electric Power (Tepco), pidió ayer al operador de Pokémon GO que cambie los ajustes del popular juego para celulares a fin de evitar que las criaturas aparezcan en centrales nucleares.

Tepco ha detectado al menos un pokémon en las instalaciones de sus tres plantas atómicas en las que ha realizado pruebas con el juego: la accidentada central de Fukushima Daiichi, la vecina Fukushima Daini (a 12 kilómetros de la primera), y la de Kashiwazaki-Kariwa de Niigata, en el noroeste de Japón.

La compañía, que exhortó a sus trabajadores a no jugar en las instalaciones, no especificó dónde encontró a la criatura virtual para evitar que se produzcan intrusiones en la zona, como la de los tres adolescentes que se colaron en una central nuclear de Ohio, EU, buscando pokémon.

El regulador nuclear de Japón ha instado a las compañías propietarias del país a que refuercen la seguridad en sus plantas para evitar casos similares.

El exitoso juego, producto de un proyecto entre la estadunidense Niantic y las japonesas Nintendo y The Pokémon Company, se lanzó en el viernes pasado en esa nación.

La aplicación usa la tecnología GPS de geolocalización y la cámara del terminal para que los jugadores busquen a los pokémon en diferentes ubicaciones del mundo real.

El ministro nipón de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología, Hiroshi Hase, expresó su satisfacción porque el público pueda disfrutar de un contenido basado en una franquicia de origen japonés, pero ha advertido de que pueden darse situaciones peligrosas. "Queremos pedirle al operador que preste la debida atención a este hecho", indicó Hase.

Lugares peligrosos

Japón no es el único país en el que alertan de los riesgos que implica el Pokémon GO en ciertas zonas; el 19 de julio una ONG bosnia advirtió a los usuarios de esa aplicación de realidad aumentada sobre el peligro de buscar a esos personajes en los campos minados que aún existen en el país.

"Pedimos a los ciudadanos que no lo hagan, que respeten las señales de peligro de minas instaladas y que no se adentren en las zonas que desconocen", indicó la organización civil Posavina bez mina (Posavina sin minas) en su cuenta de Facebook.

La ONG advirtió de que "hay casos que usuarios de la aplicación Pokémon Go que entran en zonas de riesgo o dudosas ". Más de 2 por ciento del territorio de Bosnia-Herzegovina sigue minado 20 años después de la guerra (1992-1995), y se calcula que hay unos 84 mil de esos artefactos explosivos que desde 1996 han causado mil 739 víctimas, 606 mortales.

El 20 de julio Indonesia tuvo que prohibir a su personal de la policía y las fuerzas armadas usar el videojuego en los alrededores del Palacio Presidencial mientras está en servicio, por considerar que constituye una amenaza para la seguridad.

"El palacio (...) no es un terreno de juego", afirmó el jefe de la oficina de prensa de la Presidencia, Bey Machmuddin. En las paredes de la sede del gobierno ya hay carteles en los que se lee: "Prohibido jugar o perseguir pokémones" , según el diario The Jakarta Post.

La prohibición fue anunciada luego de que un ciudadano francés fue detenido mientras jugaba, porque accidentalmente se introdujo a una base militar en la isla de Java.

En Egipto, Al Azhar, institución de referencia para el islam suní, prohibió el 21 de julio el uso del videojuego que aún no está disponible oficialmente en ese país, pero que algunos ya han obtenido de forma clandestina.

El vicejeque de Al Azhar, Abás Shumán, aseguró que el juego es igual que el alcohol, prohibido por el islam, porque "daña la conciencia de los seres humanos".

Para los egipcios y otros jugadores de países árabes puede ser arriesgado, ya que apuntar con una cámara a un edificio gubernamental o a una patrulla se castiga con prisión.

El Ejército israelí también prohibió a los soldados y oficiales, quienes recientemente han subido en redes sociales fotos de ellos o sus compañeros tratando de cazar a los pokémon, utilizar el juego en sus bases militares para evitar filtraciones que supongan un riesgo de seguridad.

Una portavoz militar destacó que el uso de esa aplicación requiere la activación de la cámara y servicios de localización y recordó a la población en general que "tomar fotos de bases del Ejército está prohibido".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.