• Regístrate
Estás leyendo: Perfiles Haus: Carlos Ortiz
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 12:55 Hoy

Perfiles Haus: Carlos Ortiz

Para este arquitecto regiomontano, la premisa es elevar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad a través de mejores espacios para vivir.

Publicidad
Publicidad

A través de su estudio, CO2 Taller, Carlos Ortiz se ha propuesto generar mejores lugares para habitar. Para ello ha sumado a su quehacer arquitectónico un intenso activismo a favor de la ciudad, así como su labor académica. Los múltiples proyectos que ha realizado a lo largo de 20 años de trayectoria y la intensidad de su actividad, dan cuenta de la pasión que siente por su profesión.

Se entiende por qué está tan de acuerdo con esta frase de Woody Allen, su actor favorito: “La jubilación es para la gente que se ha pasado toda una vida odiando lo que hacía”. Sin embargo, el gusto por su trabajo no le ha impedido disfrutar de otros placeres, como de un delicioso plato de mole, de una buena lectura de su libro favorito, El Elogio de la Sombra, de Junichiro Tanizaki o, incluso, de impregnar sus manos con el aroma de los romeros que tiene en la azotea de su casa.

Si de niño Carlos pasaba horas navegando el espacio sideral con su X-Wing Fighter, de adulto se ha dedicado a una labor muy aterrizada: elevar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad mediante el desarrollo de espacios habitables que se adapten a las cambiantes condiciones de la vida contemporánea.

Siempre ha admirado la calidad espacial y el manejo de materiales de la obra de Louis Kahn, arquitecto que se destacó por sus proyectos urbanísticos residenciales. De igual manera admira toda obra que logra adaptarse a su contexto reutilizando una estructura ya existente, como el Hotel Carlota, en la Ciudad de México. Y es que para este arquitecto regiomontano cada proyecto se convierte en una nueva propuesta arquitectónica capaz de trascender lo convencional.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.