• Regístrate
Estás leyendo: Nueve kilómetros en Washington
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 09:41 Hoy

Nueve kilómetros en Washington

 

Correr frente a la Casa Blanca, el Monumento a Lincoln y el Capitolio, cruzando avenidas o grandes jardines es una experiencia que vale la pena

1 / 3
Publicidad
Publicidad

Carlos Tomasini

Diariamente, miles de personas aprovechan las calles de Washington DC para ejercitarse, así que si te gusta correr, puedes combinar el ejercicio con un interesante recorrido por algunos lugares icónicos que se encuentran en esta ciudad.

Una buena opción de hospedaje es el hotel The Carlyle Dupont Circle, de la cadena Kimpton, que se localiza muy cerca del corazón político y de negocios de Washington, además del centro de su vida nocturna, así que ese será nuestro punto de partida. Ponte tus tenis y sal temprano del hotel. ¿Listo?

Carrera hacia la Casa Blanca

Después de estirar y calentar un poco, toma la avenida New Hampshire, y después de unas cuatro cuadras llegarás a Dupont Circle, una glorieta con un parque que es el punto de entrada de uno de los barrios más tradicionales de Washington con residencias, bares y restaurantes; aquí podrás admirar la fuente de mármol que se encuentra al centro y que está flanqueada por estatuas que personifican al mar, al viento y a las estrellas.

En 1790, el ingeniero francés Pierre L’Enfant fue contratado para diseñar una ciudad similar a París en Washington, y Dupont Circle es el centro de ese plan de vialidad trazado originalmente; una de las calles principales era la Avenida Connecticut, así que continúa tu carrera por ahí y podrás observar importantes edificios de oficinas, negocios de todo tipo y tradicionales hoteles.

Al cruzar con la Calle K, se convierte en la Calle 17, tres cuadras después debes dar vuelta hacia tu izquierda para llegar a la Avenida Pennsylvania, donde en el número 1600 se encuentra uno de los edificios más famosos del mundo: la Casa Blanca.

Con seis pisos, 132 recámaras y 147 ventanas, la Casa Blanca es la residencia y oficina del Presidente de los Estados Unidos, además de ser uno de los edificios más vigilados del Planeta; sin embargo, eso no impide que pares un poco para tomarte la foto del recuerdo en la reja y la fachada (si vas temprano, evitarás a los cientos de turistas que ahí se reúnen).

Monumento a Washington

Siguiendo por la Avenida Pennsylvania, al llegar a la calle 15, da vuelta a la derecha y podrás observar los jardines de la Casa Blanca; al cruzar por Constitution Avenue, toma uno de los senderos que te conducen al Monumento a Washington.

Localizado en el National Mall de Washington, este obelisco blanco de mármol y granito con 1.70 metros de altura es un homenaje al primer Presidente de Estados Unidos; tardó 36 años en ser terminado (1848 a 1884) y durante cinco años fue la estructura más alta del mundo, antes de que la torre Eiffel de París la desbancara en 1889.

Corre, Forrest, corre

Después de dar una vuelta a su alrededor, continúa corriendo hacia el oeste, y a unos cuantos metros te encontrarás junto al Lincoln Memorial Reflecting Pool, ese largo estanque de agua de 618 por 51 metros que aparece en diferentes películas, como cuando Forrest Gump, tras su regreso de Vietnam, se reencuentra con su amada Jenny, quien es ya se convirtió en hippie. Verás que es inevitable recordar esa escena cuando pases por ahí.

Al final llegarás al Monumento a Lincoln, un gran edificio blanco que asemeja a un templo dórico de la antigua Grecia y que en su interior alberga una imponente estatua de seis metros de este expresidente de Estados Unidos que abolió la esclavitud.

Fue en este lugar donde, el 28 de agosto de 1963, Martin Luther King pronunció un discurso en el que incluyó la famosa frase de “I have a dream” (“tengo un sueño”) con el que expresaba su deseo de que blancos y negros convivieran pacíficamente en Estados Unidos.

Al llegar a este punto habrás recorrido 5 kilómetros. ¿Todavía quieres más? ¡Bien! Seguimos.

El extra

Regresa por el mismo camino hacia el este hasta llegar a la calle Jefferson o a la calle Madison (son paralelas), en donde podrás ver algunos de los museos más importantes de la ciudad, como el Museo Smithsoniano del Aire y el Espacio o la Galería Nacional de Arte.

Tras recorrer cuatro kilómetros de jardines, llegarás al Capitolio, corazón del gobierno de este país, ya que es el recinto donde se reúnen el Congreso y el Senado de Estados Unidos y que fue inaugurado en 1800; como dato curioso, su característica cúpula se construyó hasta 1855 y fue inaugurada en 1866.

¡Llegó el final del entrenamiento! Para regresar, a unos 500 metros de ahí puedes tomar el Metro en la estación Capitol South… ¡o correr otros 4.5 kilómetros hacia el hotel! Tú decides.

Corre con el gerente del hotel

  • En días y horarios específicos, si te hospedas en un hotel de la cadena Kimpton, puedes correr o hacer un recorrido en bicicleta con el gerente general, por lo que además de ejercitarte, podrás tener información de primera mano.
  • En los hoteles de Kimpton se ofrece el servicio de préstamo de bicicletas.
  • El hotel The Carlyle se localiza en 1731 New Hampshire Ave NW, Washington DC, 20009. Teléfono: +1-202-234-3200. Web: carlylehoteldc.com.
  • Otros hoteles cercanos a la ruta: The George (hotelgeorge.com) y Monaco Washington (monaco-dc.com).
  • Aeroméxico vuela diariamente a Washington saliendo de México a las 18:00 y regresando a la 1:00 horas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.