• Regístrate
Estás leyendo: Mexicanos en la Primera Guerra Mundial
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 08:40 Hoy

Mexicanos en la Primera Guerra Mundial

Aunque poco conocido, existió un contingente de 300 simpatizantes de las filas francesas, todo para mantenerse del lado de los países no teutones. Más que miedo, era como precaución.

Publicidad
Publicidad

De por sí que ya les pagaban poquillo a los diputados y senadores y se anunció que les iban a rebajar la dieta.

Algunos políticos actuales que están muy pachoncitos, ellos sí necesitan que les rebajen sus dietas.

Es muy poco conocido el dato de que los mexicanos también combatieron en la primera guerra.

Se alistaron en El Paso y en Ciudad Juárez alrededor de 300 simpatizantes de las filas francesas. No hay mucha información al respecto, pero ellos iban convencidos de defender la justicia.

En tanto, México había tomado la postura de ponerse del lado de los países no teutones.

En un editorial de La Opinión se explicaban las razones, como los enormes lazos que nos unían con Francia, Inglaterra, Bélgica y también el requerimiento de estar del lado de los países progresistas, como EU. Más que miedo, era como precaución.[OBJECT]

Y bueno, pobres teutones, nadie los quería, estaban apestados y las notas que nos llegaban de allá, eran muy malas.

Se daba a conocer que ya entrados en gastos, los soldados de los imperios atacaban con más fiereza a los indefensos, sus blancos favoritos eran los hospitales. Cada captura germana era un triunfo.

Por barco y luego por tren, las maquinarias de artillería recorrían largos caminos. En Francia los movían en vagones de ferrocarril para llevarlos a los frentes de batalla. Un espectáculo que muchos salían a ver.

Todavía seguía el pendiente del trigo, pero mientras, en el molino de harinas "El Brillante", seguían maquilando cualquier cantidad de harinas.

Usted llevaba sus granos y le entregaban límpidas y tersas harinas.

Los Baños de las Delicias no se llamaban así nada más por capricho no. Al servicio de los laguneros, tenían baño ruso, turco, de tina y regadera.

Además de peluquería, servicio de manicure y callista de callos, no de calles, eran los más elegantes y mejores de Torreón. Pos quihubo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.