• Regístrate
Estás leyendo: En blanco y negro o con tortas de bistec: así vivieron el Mundial de México 70
Comparte esta noticia

En blanco y negro o con tortas de bistec: así vivieron el Mundial de México 70

Mundial 2026

Dos asistentes a los partidos del Mundial de México 1970 contaron cómo vivieron los partidos en tierras aztecas.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Fernando Ambriz tenía 13 años cuando México albergó por primera ocasión un Mundial de futbol y en su memoria todavía está el domingo en el que México le ganó a El Salvador por cuatro goles y cómo su familia se llenaba de alegría no sólo por el torneo, sino porque un día antes, nació uno de sus sobrinos.

“Algo que recuerdo mucho era que mi hermano mayor y su esposa esperaban su segundo hijo. Era muy probable que naciera el día de la inauguración, o al menos así estaba programado. Mi hermano le decía a mi cuñada que ojalá y no naciera ese día.”, dijo a Milenio el aficionado del futbol que este mes cumple 61 años.

Fernando fue uno del millón 603 mil 975 asistentes a los partidos que se realizaron en esa ocasión en México, así como José Guillermo Alonso, de 70 años y quien recuerda que compró sus boletos para todos los partidos de la selección “a pagos”.


“Todavía tengo mi matraca por ahí. Fue algo maravilloso. Teníamos una bebecita, tapamos su carriola y nos fuimos al Ángel. Éramos de la porra de los chilitos verdes y siempre llevábamos algo de tomar”, contó el artesano quien recuerda que en esa ocasión, su esposa le preparó tortas de bistec en salsa verde con calabazas “que olían exquisito” y en las cuales escondió "su vino".

Hoy, tanto José como Fernando disfrutarán del Mundial de Rusia 2018 en su hogar, a lado de su familia y en una pantalla de alta definición que les permita ver todos los detalles de las jugadas, estadios y aficiones.

“La televisión blanco y negro que teníamos en casa no nos permitía ver el color guinda de la playera de México, pero todos en casa brincamos con el gol de José Luis González “la calaca”, cuenta Fernando quien aún recuerda como si fuera ayer la semifinal de ese mundial en el que Franz Beckenbauer jugó con el hombro luxado e Italia se llevó el triunfo. 

Por su parte, el señor José confesó sentirse muy emocionado de que ya vaya a empezar el Mundial y se preparó comprando una televisión “no chiquita, grandota… la más grande que había y que todavía está pagando”, pero todo sea por la emoción que le da ver los partidos de la Selección Mexicana. 

Con información de Héctor Ortíz


mrf

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.