• Regístrate
Estás leyendo: Más allá de Miami Beach
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 19:04 Hoy

Más allá de Miami Beach

 

Este es un destino de relajación y diversión nocturna por excelencia, pero de unos años a la fecha se ha transformado en un lugar con más cosas

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Hace menos de 10 años, Wynwood y Design District eran dos áreas conjuntas sin ningún atractivo turístico. Hoy son un par de paradas obligatorias para todo aquel que visite Miami Beach, gracias a una remodelación total que las convirtió en dos de las zonas más interesantes para quienes gustan del arte, las compras, los buenos restaurantes y de la vida bohemia.

Design District era una zona ignorada por los visitantes y evitada por los locales, pero hoy en día se ha revitalizado con tiendas de lujo, mueblerías de diseñador y varios restaurantes que han entrado con el pie derecho a la élite gastronómica de Miami Beach. Lo que la diferencia de otras zonas similares es que su ambiente se mezcla con la escena cultural y artística que explotó hace unos años en el sur de Florida.

La historia de Design District comenzó en la década de los 20 con el boom de la construcción en Miami, pero para los años 80 era prácticamente una zona fantasma, y fue hasta hace aproximadamente siete años que fue rescatada por el coleccionista de arte y desarrollador de bienes raíces, Craig Robins.

El espacio en que se asienta Design District no va más allá de siete cuadras (de las grandes), pero en ellas hay más de 130 comercios, que van de las tiendas y galerías de arte hasta las salas de exhibición y los restaurantes.

Para los amantes de las compras de lujo, hay un centro comercial al aire libre que le hace competencia a Bal Harbour y a Village of Merrick Park. Aquí las tiendas son Prada, Ermenegildo Zegna, Hublot, Louis Vuitton y Versace, por mencionar solo algunas, las cuales se mezclan con establecimientos como cafés, pizzerías y restaurantes formales con lo mejor de la gastronomía internacional que se ha instalado en Miami. Entre los lugares para comer sobresale Michael’s Genuine Food & Drink, el restaurante del chef James Beard.

Justo en la explanada de las tiendas y en algunas zonas a lo largo de Design District hay varias esculturas gigantes, como Le Corbusier, una pieza de fibra de vidrio del artista francés Xavier Veilhan, y el Fly’s Eye Dome de Buckminster Fuller, que fue creado en 1965 como un prototipo de lo que sería la casa del futuro.

La cereza del pastel en Design District son sus galerías, los museos y las salas de exposición donde se puede apreciar arte de todo tipo, pero en donde los artistas regionales tienen un lugar especial. Uno de los lugares favoritos de los habitantes locales es De la Cruz Collection Contemporary Art Space, una de las colecciones de arte contemporáneo más importantes de Estados Unidos.

Arte hacia donde mires

Si hay una zona de moda en Miami Beach esa es Wynwood, prácticamente pegada a Design District y que, curiosamente, solía ser un área de fábricas y bodegas abandonadas que a nadie le interesaba pero que se ha transformado en más de 70 galerías, museos, estudios de artistas, tiendas de antigüedades, restaurantes, cafés y bares.

En los 50, Wynwood era conocido como Little San Juan por la cantidad de puertorriqueños que vivía en la zona, pero poco a poco se fue despoblando hasta que en 2003, un grupo de artistas, curadores y coleccionistas de arte fundó la Wynwood Art District Association; posteriormente, hace apenas siete años comenzó la construcción de condominios de lujo, y con esto, la remodelación general del área.

Durante el día, caminar por las calles de Wynwood es un espectáculo aparte, pues a lo largo de varias cuadras las fachadas de las antiguas bodegas están decoradas con graffitis originales de artistas locales (en su mayoría), pero la joya de la corona es Wynwood Walls, una de las instalaciones artísticas al aire libre más grandes del mundo, donde 50 artistas de 16 diferentes países –incluidos Estados Unidos, México, Japón, Brasil, España, Francia, Alemania e Inglaterra–, exponen su obra por medio de espectaculares y originales murales.

A diferencia de Design District, las tiendas de Wynwood son de diseñadores locales, de antigüedades y de curiosidades que no suelen encontrarse fácilmente en cualquier mall; mientras que los restaurantes y cafeterías tienen un ambiente más bohemio y, en muchos de ellos, encuentras comida orgánica. Uno de los más populares es Wynwood Kitchen & Bar, cuya cocina fusiona la comida latina con la asiática; durante las noches, pequeños bares abren sus puertas y en ellos hay desde música en vivo hasta performances hechos por los mismos artistas.

Aunque está abierto todo el año, la mejor época para visitar Wynwood es la primera semana de diciembre, durante la feria de arte internacional Art Basel que se lleva a cabo en Miami Beach y en donde las exposiciones y las fiestas abundan

Pero no tienes que esperar hasta diciembre para disfrutar de Wynwood en su máximo esplendor, pues el segundo sábado de cada mes hay un evento conocido como Art Walk, donde las galerías abren sus puertas para que la gente vea las nuevas piezas de arte que llegan sin tener que pagar un centavo, y en la noche se estacionan los food trucks en las calles, creando un ambiente que hay en pocos lugares del mundo.

Wynwood y Design District son la muestra de que Miami Beach se ha convertido en algo más que diversión de playa.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.