• Regístrate
Estás leyendo: Los viajeros extremos ya cuentan con seguro
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 10:32 Hoy

Los viajeros extremos ya cuentan con seguro

Cubre todo tipo de actividades deportivas, desde paracaidismo y esquí hasta buceo y surf.




1 / 2
Publicidad
Publicidad

Lanzarse en paracaídas, esquiar en agua o en nieve, bucear, hacer surf y realizar alpinismo son actividades que no cubrían los seguros por considerarlas de alto riesgo, pese a que el turismo de aventura genera 263,000 millones de dólares anuales, según las estimaciones de la Adventure Travel Trade Association (ATTA), organismo que integra a más de mil socios de 80 países.

Para responder a las necesidades de estos turistas –que suelen realizar de dos a tres viajes por años con estancias promedio de 10 días-, se lanzó Assist Card Extreme, por lo que es “el primer seguro en el mundo que cubre las prácticas deportivas de riesgo, pero también de actividades que los turistas realizan de manera cotidiana al viajar como subirse a una moto acuática, deslizarse por una tirolesa, realizar snowboard o buceo”, explica Alexia Keglevich, CEO de Assist Card, compañía con presencia mundial y oficinas en 36 países.

En entrevista con MILENIO, Alexia Keglevich, una de las Mujeres Líderes 2015 de Argentina, consideró que además de crear un producto para un sector que no estaba cubierto, el lanzamiento también demuestra “el interés de la compañía por liderar el sector de asistencia al viajero, reflejando su valentía al sacar al mercado un producto nuevo con la confianza y el respaldo que le dan sus más de 40 años de experiencia”.

Assist Card Extreme tiene un costo de 699 dólares anuales y sin importar el número de viajes que se realicen durante el año, los turistas podrán contar con todo tipo de asistencia de salud –traslados, urgencia, especialidades médicas- y apoyo legal, incluso pérdida de equipaje o de documentos, es decir, “asistencia integral al viajero”, puntualiza la directora.

Un seguro urgente

Para Keglevich viajar sin estar asegurado en la época actual “es un suicidio o mínimo una locura, ya que los turistas están expuesto a múltiples vicisitudes, pero la mayoría no son conscientes de la importancia de contar con un seguro que los respalde durante sus trayectos”.

Y es que “todos esperamos que no pase nada raro en nuestros viajes, pero los imprevistos suceden y entrar en sala de emergencias en cualquier hospital en los Estados Unidos puede significar un gasto de cuatro mil dólares o 25 mil dólares si el traslado es vía aérea” , aseveró la directora. Aclara que en América Latina los costos también son elevados, de ahí la importancia de estar preparados para cualquier contingencia.

No obstante, precisa que la ayuda que brindan no sólo es en la parte económica, porque a diferencia de las compañías de seguro tradicional -que pagan después de comprobar el gasto- asisten al momento: “ofrecemos apoyo las 24 horas, los siete días a la semana: en el momento en el que sucede el problema, los viajeros se pueden comunicar por teléfono, twitter, whatsapp o email”, indica Alexia. También cuentan con su propia aplicación para teléfonos inteligentes.

México, gigante dormido

En su opinión y dado el potencial turístico, México es un gigante que aún no despierta: “por mucho debería ser el que marque la pauta en América Latina; estamos a la espera de que lo haga, ya que es un área de oportunidades para nosotros. De ahí que desde 1980 tengamos oficinas en este país”, recordó.

Especifica que en Europa los viajeros tienen en promedio cuatro seguros que los respaldan en sus travesías –por su tarjeta de crédito, por la empresa, de gastos médicos y el que contratan al momento de viajar-, pero en México solo 10% de los turistas tiene un plan de asistencia.

Respecto a la falta de interés por tener un seguro de viajero, revela que es un problema cultural, pero no solo de los mexicanos, sino de los latinos en general, pues se cree que invertir en un seguro “no es buen negocio”, pese a que el costo está entre siete y 15 dólares por día.

Además, dice que es común que piensen “a mí no me va a pasar”. Sin embargo, asegura que “estas situaciones suceden y muchísimo más de lo quisiéramos”. Para corroborar sus palabras, Alexia Keglevich detalla que durante 2015 se brindaron 160 mil servicios a turistas latinoamericanos; en temporada alta –diciembre, Semana Santa y verano- se atendieron hasta 700 casos por día. A nivel mundial realizaron 12 millones de asistencias.

Seguro de viajeros, obligatorio

Además del crecimiento sostenido reflejado en los últimos años en la adquisición de seguros de viajeros -15% anual-, existe un cambio en la política de varios países en la recepción de los turistas, pues algunos –como Cuba y la mayor parte de la Unión Europea- exigen a los turistas un seguro contra accidentes, pues “no desean hacerse cargo de los gastos que generan los imprevistos que se presentan a los turistas; una tendencia que podría cambiar la perspectiva de los viajes”.

Incluso, señala que por el potencial que tiene México como país receptivo –32.1 millones de turistas arribaron por vía aérea en 2015- se debería de exigir un seguro de viajero.

Otro factor que ha contribuido al desarrollo de los seguros del viajero es el mayor conocimiento de lo que pasa en todo el mundo: “por años no era público lo que pasaba a los turistas; ahora se tiene acceso a toda la información, por eso confiamos que la política de contratar seguros de viaje siga en ascenso”.

Finalmente, Alexia Keglevich espera que este año la compañía obtenga ingresos por 180 millones; inversiones por 20 millones de dólares en infraestructura –especialmente en tecnología- y estima que realizarán gastos por 50 millones de dólares a proveedores.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.