• Regístrate
Estás leyendo: Los mejores chiles en nogada, solo en Puebla
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 01:13 Hoy

Los mejores chiles en nogada, solo en Puebla

Por fin llegó el tiempo de agasajar el paladar con esta delicia de platillo: aprovecha para deleitarte en la Ciudad de los Ángeles.


Publicidad
Publicidad

Cecilia Valdez

Este manjar, orgullosamente poblano, es típico a finales del verano, ya que se empiezan a cosechar en pueblos aledaños algunos de los ingredientes especiales que lleva en su preparación, como la nuez de castilla, pera, manzana, plátano macho, durazno y granada.

Hay varias historias alrededor de los chiles en nogada, la más popular sostiene que Agustín de Iturbide, tras firmar el Tratado de Córdoba, en el que se declaró la Independencia de México, pasó por Puebla el 28 de agosto, fecha en que se celebraba su santo, y el Ayuntamiento decidió ofrecer una gran comida en su honor.

Las monjas del Convento de Santa Mónica se encargaron de preparar el banquete e idearon un platillo con los colores del Ejército Trigarante. Para cocinarlo utilizaron chiles de San Martín Texmelucan; los rellenaron de un picadillo muy especial con frutos y cubierto con una nogada elaborada con nuez de castilla, queso y jerez. Para adornarlo emplearon salsa blanca, granada y perejil; así luciría los colores del ejército.

Los originales chiles en nogada

El mejor lugar para comerlos es Puebla, así que el recorrido en auto desde la Ciudad de México (132 km, lo que equivale a unos 90 minutos) bien vale la pena. Puedes realizar un viaje relámpago de entrada por salida, pero una vez que observes cómo se ha transformado esta urbe, querrás dedicarle un fin de semana.

¿Dónde comerlos?

Si alguna vez has platicado con un poblano, seguramente te dijo que la comida preparada en su casa es la mejor, así que elegir el lugar para degustar este platillo colonial puede convertirse en un verdadero lío, pues a pesar de que los chiles llevan carnes y frutas como básicos, adquieren un sabor especial por otros componentes como las especias, frutos secos, crema o quesos, los cuales varían de acuerdo con el estilo de quien lo prepara.

Cada restaurante asegura ser el poseedor de “la receta original”, así que en todo Puebla no habrá un comedor que ofrezca un chile en nogada idéntico a otro.

La difícil selección

Nosotros estuvimos en esa disyuntiva. Recientemente asistimos a una comida realizada por Tesoros de México, asociación en la que se encuentran agremiados un grupo de los mejores establecimientos de Puebla, como Hotel Boutique Alquería de Carrión, Hotel Boutique Casareyna, El Sueño Hotel + Spa, Hotel La Purificadora, Mesones Sacristía, El Mural de los Poblanos, Entre Tierras Cocina Artesanal, La Noria Restaurante Bar y el Hotel Palacio San Leonardo.

Todos estos establecimientos ofrecieron el tan codiciado platillo preparado por sus respectivos chefs, la peculiaridad es que cada comensal probó un chile diferente al de los demás, ya que fueron preparados por los diversos anfitriones.

La cena se convirtió en un divertido juego, ya que la dinámica consistió en solicitar una pequeña porción a los demás compañeros de mesa para probar de todos los platillos y tratar de adivinar quién lo había preparado. Yo disfruté a más no poder el que me sirvieron procedente de los fogones de El Sueño Hotel + Spa, delicioso por su toque de vainilla y queso de cabra en la nogada.

La comilona culminó con un postre llamado “mollete”, un pan de agua relleno de crema pastelera envinada con coco y cubierto con dulce de pepita. Fue creado por las monjas clarisas para festejar a Santa Clara de Asís el 12 de agosto. Prueba los de la tienda de dulces La Gran Fama.

Nuevas experiencias

Caminar entre las calles de esta ciudad, que parece un tablero de ajedrez, es encantador, pero te recomendamos algunas paradas estratégicas. Descubre Los Túneles Secretos que se encuentran bajo tierra, para arribar a ellos primero debes parar en el Museo del Agua, donde te explican los rituales del vital líquido. Cuenta con exposiciones de arte que cambian cada tres meses.

El recorrido continúa por el Puente de Bubas, que dividía la población de españoles e indígenas, con características arquitectónicas de los siglos XVI, XVII y XVIII, el cual se dirige hacia los lavaderos de Almoloya, para culminar a un costado de la calzada Zaragoza.

No te puedes perder el Museo Internacional del Barroco, el edificio es una obra del arquitecto Toyoo Itō formado por 132 muros, ninguno es igual a otro por sus diferentes curvaturas, no hay columnas ni esquinas, pero sí claros y oscuros que giran en torno a un ojo de agua cuyo vórtice representa el vacío, y en conjunto logran una convergencia entre lo barroco y lo contemporáneo.

A lo largo de todas sus salas didácticas narra cómo este periodo se apoderó, durante los siglos XVII y XVIII, de artes como literatura, música, teatro, arquitectura y moda.

Además, cuenta con salas y pantallas en 3D; una maqueta de Puebla basada en un plano de 1754 que ilumina sus sitios más representativos; un mapping de fachadas barrocas; un pequeño teatro donde se transmiten óperas; un gabinete de curiosidades de 1664 con fósiles; pantallas interactivas para escuchar música de Bach y Vivaldi, entre otros atractivos (http://mib.puebla.gob.mx/es/planea-tu-visita).

Dónde hospedarte

En una mágica casona del siglo XVIII que alberga El Sueño Hotel + Spa, llamado así porque, cuenta la leyenda, el Arcángel San Miguel descansó en este predio al trazar la ciudad, y en beneficio dejó “sueños inolvidables y buenaventura para quien duerma en la casa”.

El Sueño Hotel + Spa cuenta con 20 suites, cada una diferente gracias a las peculiares decoraciones minimalistas con líneas sencillas, o maximalistas con muebles de esencia victoriana y dedicadas a mujeres soñadoras que han trascendido en la historia, por ello no tienen números sino los nombres de ellas, así que podrás dormir en las habitaciones Frida, Ignacia, Peregrina o Remedios.

Para descansar posee una terraza, un acogedor jacuzzi al aire libre, un temazcal o el spa. Prueba su excepcional barra de martinis en el restaurante La Tentación, durante esta época sirve uno con la temática de los chiles en nogada.

El Patio de la Pileta es ideal para desayunar o comer, te encantará probar el pan de la casa y sus mermeladas como la de uva o lavanda, además de unas típicas chalupitas.

Puedes reservar en http://www.elsueno-hotel.com



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.