• Regístrate
Estás leyendo: ¿Los dinosaurios provocaron su propia extinción?
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 13:22 Hoy

¿Los dinosaurios provocaron su propia extinción?

La caída del meteorito en Yucatán fue sólo el clavo final en su ataúd, según un nuevo estudio.

Publicidad
Publicidad

Hace 66 millones de años, un meteorito enorme cayó sobre la actual península de Yucatán con tal potencia que su resultado primario fue la extinción de los dinosaurios, hecho que abrió la puerta a los vertebrados y, al cabo de muchos millones de años, al hombre.

Pero esta desaparición, que podría considerarse el fracaso final, pudo tener como origen un exceso de éxito, reportaron científicos de la Universidad de Reading, en Inglaterra.

TE RECOMENDAMOS: Dinosaurio egipcio caminó hasta Europa desde África

El estudio, que apareció el martes en Nature Ecology and Evolution, fue antecedido en 2016 por otro informe de la misma institución. Según este otro informe, la caída del meteorito pudo haber sido el clavo final en el ataúd de los dinosaurios, pero estos animales habían empezado a declinar 50 millones de años antes.


El nuevo análisis se hizo a partir de un modelo estadístico que fue capaz de mapear el modo en que los dinosaurios se esparcieron por el mundo después de su aparición en Sudamérica hace 230 millones de años.

Ciara O’Donovan, bióloga de la universidad, dijo que el estudio de los fósiles de dinosaurios había revelado el origen de estos animales, en tanto que el análisis del meteorito y sus consecuencias reveló cuándo y cómo desaparecieron de la faz de la Tierra.

Pero entre ese principio y ese fin había un largo periodo lleno de interrogantes. El estudio de los científicos de Reading sugiere “cómo se dispersaron los dinosaurios, qué tan rápido se movieron y en qué direcciones se movieron al paso del tiempo”.

Treinta millones de años después de que los dinosaurios aparecieran en el registro fósil, la Tierra sufrió un cataclismo llamado el evento de extinción del Triásico-Jurásico, en el que desapareció la mitad de las especies que poblaban el planeta.

La catástrofe dejó vacíos muchos nichos ecológicos y permitió que los dinosaurios se convirtieran en los amos del Jurásico.

El estudio de los científicos ingleses mapeó el modo en que los dinosaurios, a partir de su foco de origen en América del Sur, se dispersaron por todos los continentes, que en aquella época estaban unidos en un supercontinente llamado Pangea.

“Fue en esta época cuando evolucionaron distintas formas y eventualmente llevaron a especies como el temible Tyrannosaurus rex, Archaeopteryx (la primer ave) y el gigantesco Diplodocus”, dijo O’Donovan en un comunicado.

El proceso de invasión de todos los rincones del planeta les tomó a los dinosaurios 170 millones de años, y se propagaron a una velocidad de mil kilómetros por cada millón de años. Pero en el proceso, y a medida que fueron apoderándose de cada rincón del planeta, su modo de especiación cambió radicalmente.

Al principio, como la Tierra estaba muy despoblada por el evento de extinción, los dinosaurios se esparcieron a más velocidad, en un proceso que los científicos llaman de especiación impulsada por el aislamiento geográfico. Eran como pioneros en un planeta deshabitado.

Pero al terminarse el espacio terrestre, las especies de dinosaurios no pudieron seguir formándose con el mismo patrón. Los científicos identificaron en su modelo niveles crecientes de lo que llaman especiación simpátrica, que simplemente quiere decir que las nuevas especies aprovechaban los espacios vacíos en su ecosistema. Ya no tenían hacia dónde repartirse, así que se acomodaron mejor en los espacios que había.

Cris Venditti, otro de los científicos, dijo que al principio la dispersión de dinosaurios prácticamente encontró un lienzo en blanco: todas las puertas estaban abiertas. Pero al llenarse el planeta, se empezaron a agotar los espacios y los animales tuvieron que compensar la situación especializándose. Así, las especies de dinosaurios fueron adaptándose a nichos locales y con ello perdieron flexibilidad.

TE RECOMENDAMOS: Hallan huellas de dinosaurio en centro espacial de la NASA

“En esencia”, dijo O’Donovan, los dinosaurios “tal vez fueron demasiado exitosos para su propio bien”. Por eso, y con excepción de las aves, el meteorito de hace 66 millones selló el destino de los dinosaurios.

“La incapacidad de los dinosaurios para adaptarse con rapidez al llenarse la Tierra puede explicar por qué estaban declinando antes del impacto del asteroide, y por qué fueron tan susceptibles a una extinción casi total cuando cayó”, dijo Venditti.

¿De verdad estaban muriendo los dinosaurios?

Pero en ciencia no hay absolutos. Para otros investigadores, los dinosaurios no estaban declinando cuando ocurrió el impacto que los extinguió. Estos animales “seguían diversificándose a fines del Cretáceo, justo antes de que el meteorito golpeara” en Yucatán, opinó David Martill, de la Universidad de Portsmouth.

Y otros científicos dudan incluso de la hipótesis inicial de que los dinosaurios se expandieron con rapidez gracias a la extinción del Pérmico-Jurásico. Investigadores de la Universidad de Bristol habían analizado los patrones de dispersión de los dinosaurios y encontraron que la extinción citada había tenido un efecto relativamente menor sobre la evolución y variedad de los dinosaurios.

El nuevo estudio de Reading sólo pone de relieve un hecho admitido por todos los investigadores: que persisten muchas dudas y que hace falta mucho más trabajo para tener claridad en estos temas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.